CAMINEMOS JUNTOS CON PASIÓN Y ESPERANZA

FIESTA DE SAN NICOLÁS
Mensaje de Mons. Dante Gustavo Braida (1° de enero de 2020)

Querida comunidad:
En este día damos gracias a Dios por el regalo de la vida y por iniciar con renovada esperanza este nuevo año. Personalmente doy gracias por este primer año transcurrido entre ustedes en el cual me he sentido muy bien recibido y he podido experimentar lo hermoso que es “caminar juntos para crecer juntos” como les había propuesto hace un año.

Del año que pasó damos gracias por el don de la beatificación de los Cuatro mártires riojanos. Wenseslao Pedernera, Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville y Enrique Angelelli son más que nunca referentes claros para nuestras vidas e intercesores ante Dios de nuestras oraciones.

Iglesia en camino sinodal

Pero también hoy nosotros, como iglesia diocesana, estamos convocados a responder al llamado que Dios nos hace a la santidad asumiendo esta hora de la historia que nos toca vivir con todas sus posibilidades y desafíos. Y esta respuesta la tenemos que dar juntos, como Pueblo de Dios, cada uno desde su propia vocación y misión. Es por ello que, luego de reflexionar con el Consejo de Pastoral Diocesano y con el clero en las últimas jornadas y, siguiendo las enseñanzas del Concilio Vaticano II, hemos visto la necesidad de transitar decididamente, como Iglesia, un camino SINODAL.

4a0d9f39-53b1-4e61-92cc-837bbdadd110.jpg
La palabra SINODAL literalmente quiere decir: CAMINAR JUNTOS. Laicos, pastores, consagrados, todo el Pueblo de Dios, llamados a caminar juntos. Para que este caminar sea fecundo y sea fuente de una vida más plena para todos será necesario cultivar algunas actitudes concretas e indispensables que tienen que ver con:
– Hacer de la Iglesia una familia que reconoce en el tiempo presente “el tiempo de Dios”, el tiempo en el que Dios se manifiesta para expresarnos su amor y llevarnos a una vida más plena.
– Propiciar espacios de diálogo y participación donde a la valentía de hablar le debe corresponder la humildad de escuchar. Una escucha atenta y recíproca donde cada uno tiene algo que aprender del otro y algo para aportar al bien común. Escucha de todos para ver juntos lo que el “Espíritu dice hoy a la Iglesia” (cf. Ap 2,7)
– Esto implica, a su vez, abrirnos a la novedad que surge de un diálogo abierto de tal modo que permita que esa novedad pueda transformarme en alguien mejor.
– Caminar juntos para discernir los signos de los tiempos y asumir juntos los desafíos que se presentan.
– Hacer de la Iglesia una familia que confía en cada uno de sus hijos e hijas, reconociendo que cada bautizado tiene un lugar propio en este caminar. Una iglesia-familia que se deja interpelar por los sueños y necesidades de aquellos con quienes se encuentra para que, a partir de allí, lleve adelante su misión evangelizadora con un espíritu decididamente misionero, en constante salida, buscando siempre llegar a los más alejados y de modo particular a quienes están en situación de vulnerabilidad.

Durante el año que iniciamos, luego de renovar los consejos diocesanos de pastoral y presbiteral, iremos profundizando juntos este Camino Sinodal usando los medios naturales como son los equipos diocesanos y los consejos pastorales parroquiales como también la realización de Asambleas y otros medios que surjan en la marcha.

Para ello será necesario que cada grupo pastoral, cada movimiento eclesial fortalezca su vida orante y el compromiso concreto con la misión. Pienso, por ejemplo, que cada grupo de catequesis o de confirmación, sea concebido también como grupo de oración y de misión.

Al camino sinodal este año lo viviremos dentro un AÑO JUBILAR MARIANO teniendo como horizonte cercano el Congreso Mariano Nacional a realizarse en la vecina diócesis de Catamarca del 24 al 26 de abril evocando los 400 años del hallazgo de la Sagrada Imagen de la Virgen del Valle en la Gruta de Choya. El lema de dicho congreso es “Con María, servidores de la Esperanza”. Unos ciento cincuenta fieles de la diócesis, representantes de distintos grupos y parroquias, participarán como congresistas y todos los que lo desean pueden hacerlo como peregrinos.

Pero para todos es una oportunidad para poner la mirada en María y su compromiso con el Reino de Dios al recibir y darnos a Jesús, el Salvador. Contemplar su disponibilidad a la voluntad de Dios aún en medio de muchas dificultades. Considerar su acompañamiento fiel a la Iglesia en la advocación de la Virgen del Valle y en tantas otras que nos manifiestan su ternura materna y la cercanía de Dios a todos sus hijos e hijas. Por este motivo tenemos aquí presente, en estos días, esta réplica de la Imagen de la Virgen del Valle venida de Catamarca.

Por otro lado también como diócesis transitaremos un año en el que celebraremos los 100 AÑOS DE LA AUREOLIZACIÓN DE SAN NICOLÁS. El día 29 de junio de 1920, la imagen de Nuestro patrono fue “coronada” por disposición del Papa Benedicto XV.
Este acontecimiento nos ayudará a poner la mirada en este Santo al cual tanto afecto le tenemos para dejarnos iluminar por su vida y ejemplo y para renovar nuestra confianza como “Patrón Tutelar”. Una comisión formada para la ocasión nos dará a conocer una serie de actividades al respecto y, además, la imagen del Santo recorrerá los dos decanatos de la zona centro, esto es todo el departamento Capital, en su zona urbana y rural, y Sanagasta (en continuidad con las visitas que ya hizo a los decanatos del interior).

Tinkunaco, un grito de esperanza

7d6262d9-68b5-4ed4-85f3-0a178c62acd5.jpg

Hemos vivido ayer y celebrado con renovada alegría el Tinkunaco. El Beato Enrique Angelelli decía que el Tinkunaco es como “un grito de esperanza, un llamado a celebrar la vida todos juntos, porque sentimos la necesidad de mayor fraternidad, de mayor justicia, de mayor igualdad como hijos de un mismo Padre que está en los cielos…”. Sí, el Tinkunaco es como “un grito de esperanza…”

Con mucho agrado he escuchado en estos últimos días a diferentes dirigentes sociales y políticos hacer referencia al Tinkunaco como una fuente inspiradora de nuestra vida ciudadana. Todos de algún modo expresaban que el Tinkunaco no sea solo una ceremonia del 31 de diciembre que evoca un hecho histórico, sino un modo de relacionarnos y de asumir los desafíos sociales y los conflictos procurando siempre que prime la escucha amplia de distintos sectores, el diálogo respetuoso y la búsqueda de soluciones superadoras.

El papa Francisco en muchas ocasiones nos propone como camino de crecimiento “la Cultura del Encuentro”. Podríamos traducirlo en riojano “la cultura del Tinkunaco”. En su mensaje para la jornada mundial de la paz de este año 2020 nos dice: “La cultura del encuentro entre hermanos y hermanas rompe con la cultura de la amenaza. Hace que cada encuentro sea una posibilidad y un don del generoso amor de Dios. Nos guía a ir más allá de los límites de nuestros estrechos horizontes, a aspirar siempre a vivir la fraternidad universal, como hijos del único Padre celestial.”
Sin dudas que vale la pena transitar este camino.

Y continuando con este mensaje de la jornada de la paz, Francisco nos presenta a la PAZ COMO CAMINO DE ESPERANZA, que requiere –dice- DIÁLOGO, RECONCILIACIÓN Y CONVERSIÓN ECOLÓGICA. Les comparto algunos párrafos que nos dan mucha luz a diversas situaciones de conflictos y tensiones que destruyen la paz de nuestro tejido social y que dañan particularmente a los más pobres.

Nos dice Francisco: “la esperanza es la virtud que nos pone en camino, nos da alas para avanzar, incluso cuando los obstáculos parecen insuperables. Luego señala que el conflicto “a menudo comienza por la intolerancia a la diversidad del otro, lo que fomenta el deseo de posesión y la voluntad de dominio. Nace en el corazón del hombre por el egoísmo y la soberbia, por el odio que instiga a destruir, a encerrar al otro en una imagen negativa, a excluirlo y eliminarlo…” A su vez, “la desconfianza y el miedo aumentan la fragilidad de las relaciones y el riesgo de violencia, en un círculo vicioso que nunca puede conducir a una relación de paz…

Debemos buscar una verdadera fraternidad, que esté basada sobre nuestro origen común en Dios y ejercida en el diálogo y la confianza recíproca. El deseo de paz está profundamente inscrito en el corazón del hombre y no debemos resignarnos a nada menos que esto. (n°1)

Construir aquí en La Rioja esta verdadera fraternidad que nos brinde la necesaria paz para el desarrollo de todos requiere el compromiso de cada uno. Compromiso que se exprese más con hechos que con palabras. En este sentido agrega Francisco: “El mundo no necesita palabras vacías, sino testigos convencidos, artesanos de la paz abiertos al diálogo sin exclusión ni manipulación. De hecho, no se puede realmente alcanzar la paz a menos que haya un diálogo convencido de hombres y mujeres que busquen la verdad más allá de las ideologías y de las opiniones diferentes. La paz «debe edificarse
continuamente», es un camino que hacemos juntos buscando siempre el bien común y
comprometiéndonos a cumplir nuestra palabra y respetar las leyes. El conocimiento y la estima por los demás también pueden crecer en la escucha mutua, hasta el punto de reconocer en el enemigo el rostro de un hermano… En un Estado de derecho, la democracia puede ser un paradigma significativo de este proceso, si se basa en la justicia y en el compromiso de salvaguardar los derechos de cada uno, especialmente si es débil o marginado, en la búsqueda continua de la verdad…” (n° 2)

Agrega Francisco que la paz, requiere transitar caminos de reconciliación en la comunión fraterna: “Nos guía el pasaje del Evangelio que muestra el siguiente diálogo entre Pedro y Jesús: «“Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?”. Jesús le contesta: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”» (Mt 18,21-22). Este camino de reconciliación nos llama a encontrar en lo más profundo de nuestros corazones la fuerza del perdón
y la capacidad de reconocernos como hermanos y hermanas. Aprender a vivir en el perdón aumenta nuestra capacidad de convertirnos en mujeres y hombres de paz. Lo que afirmamos de la paz en el ámbito social vale también en lo político y económico, puesto que la cuestión de la paz impregna todas las dimensiones de la vida comunitaria: nunca habrá una paz verdadera a menos que seamos capaces de construir un sistema económico más justo… (n° 3)

Cuidar la Casa Común y la Vida Humana

1671a1ea-8a79-4e40-b948-9ec453d47500.jpg

Por último Francisco dice que la paz requiere un camino de conversión ecológica: “Este camino de reconciliación es también escucha y contemplación del mundo que Dios nos dio para convertirlo en nuestra casa común. De hecho, los recursos naturales, las numerosas formas de vida y la tierra misma se nos confían para ser “cultivadas y preservadas” (cf. Gn 2,15) también para las generaciones futuras… De aquí surgen, en particular, motivaciones profundas y una nueva forma de vivir en la casa común, de encontrarse unos con otros desde la propia diversidad, de celebrar y respetar la vida recibida y compartida… La conversión ecológica a la que apelamos nos lleva a tener una nueva mirada sobre la vida, considerando la generosidad del Creador que nos dio la tierra y que nos recuerda la alegre sobriedad de compartir… (n° 4)

Considerando esta realidad ambiental vemos resurgir últimamente en nuestro país proyectos extractivistas relacionados con la minería. Como otras provincias también La Rioja es propicia para este tipo de emprendimientos. Será necesario que podamos estar muy atentos y discernir qué es lo mejor para nuestro pueblo considerando el cuidado de su vida y del agua como algo primordial. Para ello es necesario tener presente la luz que nos aporta Laudato Si, una encíclica tan valorada dentro y fuera del ámbito eclesial. Allí se nos invita a todos a un compromiso en el cuidado de la Casa Común y sobre todo el cuidado de la vida humana indicando particularmente que en todo proceso de intervención en la naturaleza es necesario diálogo y transparencia de todos los actores sociales para “que pueden aportar diferentes perspectivas, soluciones y alternativas”. Y en la mesa de discusión deben tener un lugar privilegiado los habitantes locales, quienes se preguntan por lo que quieren para ellos y para sus hijos… Preguntas “que trascienden el interés económico inmediato…”(L Si 188). La licencia social es indispensable.

Así como Francisco nos alienta a cuidar la casa común, de modo particular nos exhorta a cuidar la vida humana en todas sus etapas de desarrollo, reconociéndola como tal ya en su etapa de gestación. Nos dice en la misma Laudato Si: “Dado que todo está relacionado, tampoco es compatible la defensa de la naturaleza con la justificación del aborto. No parece factible un camino educativo para acoger a los seres débiles que nos rodean, que a veces son molestos o inoportunos, si no se protege a un embrión humano aunque su llegada sea causa de molestias y dificultades” (n. 120).

Nuestro beato Enrique Angelelli en reiteradas ocasiones se manifestó claramente a favor de la vida en el seno materno advirtiendo sobre las consecuencias personales y sociales del aborto.

Reconocemos y comprendemos que hay veces que la vida humana es engendrada en condiciones de vulnerabilidad y precariedad, o simplemente no es deseada. A su vez estamos convencidos que la respuesta a esta realidad no puede ser la violencia a un ser indefenso. No se puede buscar la salida generando otro drama, se debe buscar una solución abrazando y acompañando a cada protagonista, a la vida humana que va creciendo y a la mujer que sufre tal situación. En este sentido se trata de proteger las dos vidas: la de la madre y la del hijo, como así también de acompañar a quienes forman parte del entorno con una actitud de atenta escucha, comprensión y oportuna solidaridad.

A su vez, no basta que como cristianos digamos que estamos a favor del derecho a la vida si no nos comprometemos a utilizar todos los medios para cuidarla y promoverla en todas las etapas. En nuestras comunidades debemos generar ayudas concretas en favor de embarazos que necesitan contención y apoyo; también para asistir a aquellos niños, adolescentes y jóvenes que, sin horizontes ni oportunidades, se ven cautivos de la mafia del narcotráfico y de la delincuencia. Asimismo asumir la realidad de quienes no tienen trabajo, o el acompañamiento de nuestros mayores y ancianos.

En este cuidado de la vida en todas sus etapas hay una insustituible responsabilidad del Estado. Pero también se tiene que destacar nuestra responsabilidad y caridad como cristianos que ha de manifestarse de tantas maneras creativas como el Espíritu nos lo indique. En primer lugar ofreciendo el calor de una comunidad-familia que de modo incondicional siempre acoge la vida, la cuida y la acompaña esté como esté, brindando los medios necesarios para promoverla.

Con pasión y esperanza

3e75f3da-83e8-4d36-8573-fefd89beed17.jpg

Estamos iniciando un año de gracia, en el cual se nos abre un gran abanico de posibilidades para crecer como sociedad. Los invito a que ofrezcamos lo mejor de nosotros para que ese crecimiento sea una realidad en todos.

Teniendo en cuenta el mensaje del Papa: LA PAZ COMO CAMINO DE ESPERANZA; el lema del congreso mariano: CON MARÍA, SERVIDORES DE LA ESPERANZA; y la mirada del Beato Angelelli sobre el TINKUNACO COMO UN GRITO DE ESPERANZA, no podemos menos de empezar este año nuevo con RENOVADA ESPERANZA. Confiemos en Dios, confiemos en su presencia providente, confiemos en los hermanos con los cuales caminamos y confiemos en la misión que cada uno tiene en la sociedad para que este 2020 sea un año de gracia.

No dejemos pasar la historia sin ser parte activa en ella. Este es nuestro tiempo, esta es nuestra hora, vivámosla con pasión y esperanza. Nuestro buen Dios nunca se deja ganar en generosidad y sabe asistirnos y recompensarnos a cada paso.

Que San Nicolás, nuestro Santo obispo, nos guíe con su ejemplo y santidad particularmente en este este año del centenario de su aureolización. Que los beatos mártires Wenceslao, Carlos, Gabriel y Enrique nos impulsen a entregar nuestra vida por una sociedad mejor donde brille la cultura del Encuentro, la cultura del Tinkunaco. Que Nuestra Señora del Valle, nos acompañe en nuestro caminar cotidiano y nos ayude en el Camino Sinodal que queremos recorrer como Iglesia diocesana como servidores de la vida de nuestro pueblo. Y que el Niño Jesús Alcalde, nos conceda a cada uno y toda la comunidad la gracia que más necesitamos en esta hora de nuestra Patria y de nuestro Pueblo.

Así sea.

Publicado en Uncategorized

NAVIDAD, AMOR Y CERCANÍA DE DIOS A TODA VIDA HUMANA

Tarjeta de Navidad Mons Dante Braida.jpg

Queridas comunidades riojanas:

Con alegría celebramos estas fiestas navideñas al inicio de este Año Mariano.
Dios nace como hombre por obra del Espíritu Santo y gracias al compromiso de María.

De este modo, siendo grande se hizo pequeño, siendo rico se hizo pobre, siendo fuerte se hizo débil. Jesús, al hacerse hombre, nace luego de un tiempo normal de gestación y viene a asumir toda nuestra naturaleza humana y a elevarla a condición de sagrada.

Su nacimiento, es una luz que hoy viene a iluminar la vida de cada persona, de cada familia y de cada comunidad. Por eso, cada vida humana tiene un valor infinito. Desde el mismo momento de ser gestada, esa vida tiene derecho a nacer, crecer y desarrollarse transitando sus diferentes etapas. Para ello, requiere ser aceptada, acogida, ayudada, amada, protegida, cuidada y promovida. Vida que, cuanto más frágil y pequeña requiere más dedicación y compromiso de quienes la rodeamos. Toda Vida Humana es Sagrada y merece ser vivida con dignidad.

El nacimiento de Jesús, nos revela a su vez, la cercanía y el amor de Dios por toda la comunidad humana. Cercanía y amor que se extienden a toda la Creación.

En este año de la beatificación de Mons. Angelelli, qué bueno es poder recordar su opción de celebrar la Noche Buena en lugares pobres y alejados. Con ese gesto concreto, nos transmite de manera especial esa cercanía y amor de Dios así como el valor de toda vida humana que nace y se abre paso desde lugares precarios, alentándonos a ser servidores de la vida y a saber estar allí, donde la vida nos reclama. Se trata de ser luz para todos.

Al celebrar la Navidad este año, los invito a volver la mirada a Jesús y a dejarnos mirar por Él. Los invito a detenernos, a tomarnos un tiempo para meditar y contemplar en silencio este misterio de la cercanía y del amor de Dios que nos trae vida y luz para seguir caminando.

Por otra parte, los invito a ser luz buscando ser nosotros expresión de ese amor y cercanía con gestos y acciones concretas para los demás:

 Los invito a ser luz mostrando una cálida cercanía hacia una mujer embarazada, alentando y contribuyendo a su bienestar en ese bello y delicado tiempo de gestación. También elevando una oración por quienes buscan la gracia de un hijo y no lo pueden concebir o por quienes están a la espera de una adopción.

 Los invito a ser luz dedicando un tiempo a visitar a alguien que esté solo o invitándolo a una comida navideña.

 Los invito a ser luz evitando el uso de pirotecnia, que tanto afecta la vida de personas con autismo, a niños y ancianos -también a los animales- utilizando los recursos que ahorramos para ayudar a alguien necesitado.

 Los invito a ser luz mirando a nuestro alrededor y dejándonos guiar por el Espíritu Santo, acercarnos a alguna realidad humana que hoy veamos frágil y necesitada de alguna mano oportuna.

Que al celebrar con alegría el Nacimiento de Jesús, la Virgen del Valle junto a San Nicolás y los Beatos Mártires Enrique, Wenceslao, Gabriel y Carlos nos ayuden a valorar y a cuidar toda vida humana.

Que el Niño Dios Alcalde nos conceda su Paz! Feliz Navidad!

La Rioja, Navidad 2019

+Dante G. Braida
Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

Apertura del Año Mariano Nacional 2020

Queridos hermanos, compartimos algunos elementos sugeridos para la apertura del Año Mariano Nacional el próximo 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María Santísima.

Cada Iglesia particular de la Argentina, empleará los elementos que haya preparado de a cuerdo a su propia realidad.

El material preparatorio puede descargarlo en el siguiente enlace:  propuestas 4cmn2020

6648

Publicado en Uncategorized

Nuevos destinos pastorales de Sacerdotes

La Rioja, 4 de diciembre de 2019

COMUNICADO PASTORAL:

El Obispado de La Rioja comunica los nuevos destinos pastorales de algunos sacerdotes:

Como Vicarios Generales asumirán los Pbros. Juan Carlos Baigorrí y Jorge Hilal.

Pbro. David Cuello asume como párroco de Parroquia Ntra. Sra. de La Merced de Sanagasta. (el domingo 22 de diciembre a las 20hs)

Pbro. Roberto Murall asume como párroco de Parroquia San Pedro de Famatina.

Pbro. Jorge Pérez asume como párroco de Parroquia Resurrección del Señor de ciudad de La Rioja.

Pbro. Nicolás Vilches asume como párroco de Parroquia Encarnación del Señor de Ciudad de la Rioja.

Pbro. Boris Escobar asume como párroco de Parroquia Divino Niño de la ciudad de La Rioja siendo vicarios los Pbros. Jorge Rearte y Miguel Maidana (sacerdotes redentoristas).

Pbro. Gonzalo Llorente asume como administrador Parroquial de Ntra. Sra. del Rosario de Ulapes siendo el diácono Lucas Barroso como diácono adscripto. (Ambos continúan con sus responsabilidades en Chepes).

Pbro. Emmanuel Varas, asume como administrador parroquial de Parroquia Santa Rosa de Patquía y vicario parroquial de Parroquia y Santuario Diocesano Ntra. Madre. de la Merced de Ciudad de La Rioja.

Pbro. Pio Aguilar administrador parroquial de Parroquia Ntra. Sra. del Carmen de Villa Castelli (continuando como administrador de la parroquia San José de Vinchina)

Pbro. Mario González asume como administrador parroquial de la Parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Tama. Pbro. Roberto Queirolo asume como vicario parroquial de Parroquia Catedral y Santuario de San Nicolás de Bari. Continúa como Moderador de Curia.

Frailes franciscanos Conventuales que residen en Olta colaborarán con la Parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Milagro.

Pbro. Carlos Ángel colaborará con la Parroquia Sagrado Corazón y Santuario Santa Rita de Chilecito.

El Pbro. Omar Quinteros durante el año 2020 tendrá un año sabático para su renovación espiritual y pastoral.

A excepción de Sanagasta el resto de los párrocos asumirán en la segunda quincena de febrero y comienzos del marzo en fechas a designar.

Los nuevos vicarios Generales asumirán el próximo lunes 9 de marzo en la misa de las 20.00 en la Iglesia Catedral.

Recemos para que Jesús Buen Pastor ilumine y fortalezca a estos hermanos nuestros en sus nuevas misiones y que los Beatos Mártires Riojanos alienten sus vidas y la de sus nuevas comunidades.

Mons. Dante Gustavo Braida
Obispo de La Rioja

 

Curia.jpg

Publicado en Uncategorized

Ordenación diaconal Lucas Barroso 

(Homilía pronunciada por Mons. Dante Gustavo Braida)

Chepes, 18/10/2019

 

Querida comunidad de Chepes,

Querida comunidad de los Llanos,

Querida comunidad diocesana:

Con inmenso gozo estamos participando de la ordenación diaconal de Lucas, quien luego de escuchar el llamado de Dios fue respondiendo en las distintas etapas de formación  con la ayuda y compañía de la Iglesia. Hoy es un día especial para dar gracias a tantos y tantas que han contribuido a su formación, desde la familia que te dio la vida y educó, pasando por las comunidades educativas y parroquiales, por los años de seminario y esta comunidad chepeña que en este tiempo es parte de tu formación. Todos ellos son parte de este SI que fue madurando con sucesivas respuestas personales y concretas.

Hoy en esta fiesta de San Lucas, él dará un nuevo SI. Un SI ya definitivo. Un SI para siempre.

San Lucas, el evangelista, a quien hoy celebramos, compañero de misión del apóstol Pablo, nos ha dejado en su Evangelio un testimonio vivo de Jesús a quien lo presenta caminando siempre bajo el impulso del Espíritu Santo.

8a594af5-8fb0-4117-8622-764ad407a760.jpg

En el inicio de su ministerio, reconocerá su misión en las palabras de Isaías: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres… la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”. (Lc 4, 18ss)

Movido por este mismo Espíritu, luego nos presentará el largo viaje de Jesús a Jerusalén donde irá derramando misericordia y perdón, acogiendo a los pecadores, buscando a los extraviados y ayudando a los pobres y necesitados. Alegría y gozo en el pueblo serán fruto de esta obra de amor.

La vida de Jesús es así un servicio a los más pequeños y necesitados. En la parábola del Buen Samaritano, propia de este Evangelio, nos dará un ejemplo concreto de este camino a seguir también nosotros.

Servicio y misericordia

San Lucas y su comunidad son autores del libro de los ‘Hechos de los Apóstoles’ donde nos presenta a la Iglesia que nace en Pentecostés y lleva adelante su misión bajo el mismo impulso del Espíritu Santo que animó la vida de Jesús. Movida por este Espíritu también ella en aquel tiempo y en todos los tiempos tendrá que llevar adelante su misión, llegando a todos y manifestando su caridad comprometida especialmente con los más pequeños. Cada día contemplamos los rostros de viejos y nuevos pobres. Ellos son los destinatarios privilegiados de la misión de la comunidad cristiana.

La Iglesia, y de modo particular en Latinoamérica, ha ido madurando este camino y en la Opción Preferencial por los pobres nos invita a seguir a Jesús, Pobre y servidor de los Pobres. El Papa Francisco de muchos modos con sus palabras y obras, y con el jubileo de la misericordia de modo especial nos ha empujado a poner de relieve esta dimensión esencial de nuestra vida cristiana.

 

lucas.jpg

En el evangelio que acabamos de escuchar Jesús convoca a setenta y dos, además de los Doce para enviarlos a la misión. “Vayan!” les dice, a llevar la paz a las casas, a las familias, a cada situación con la que se encuentren. El número setenta y dos indica que convoca a muchos para llegar a todos. La universalidad de la misión. Hay que llegar a todo el mundo.

En esa convocatoria están, o mejor, estamos todos los bautizados. Esta ordenación la vivimos en el MES DE OCTUBRE, MES DE LA MISIÓN que este año tiene un carácter EXTRAORDINARIO. El lema es justamente BAUTIZADOS Y ENVIADOS, haciendo hincapié en que todos por el hecho de ser bautizados ya estamos convocados y enviados a participar de la misión de Jesús. Nos recalca Francisco: “Es un mandato que nos toca de cerca: yo soy siempre una misión; tú eres siempre una misión; todo bautizado y bautizada es una misión. Quien ama se pone en movimiento, sale de sí mismo, es atraído y atrae, se da al otro y teje relaciones que generan vida. Para el amor de Dios nadie es inútil e insignificante. Cada uno de nosotros es una misión en el mundo porque es fruto del amor de Dios.” (Mensaje octubre misionero 2019)

Querido Lucas, ese mismo Espíritu que impulsó la vida de Jesús y de la Iglesia en todos los tiempos, hoy descenderá de modo particular sobre vos para que tu vida sea un servicio real y sostenido al Pueblo de Dios para que su Reino de misericordia y amor se manifiesten plenamente. Para que, configurado con Cristo servidor, tu vida sea un servicio permanente. Y también tendrás la misión, como diácono de hacer del Pueblo de Dios un pueblo servidor, capaz de salir de sí mismo para darse en ayuda a los demás. Un Pueblo decididamente misionero desde el servicio.

Muchos hermanos y hermanas hoy esperan de nuestra cercanía, de  una palabra y un gesto que les manifieste el verdadero sentido de sus vidas. Para eso es la misión: para que nuestros pueblos en el encuentro con Jesús tenga VIDA y VIDA EN ABUNDANCIA, como bien nos lo dijeron los obispos latinoamericanos en Aparecida.

Oración y vida

Esta vocación de servicio solo la podemos sostener en la comunión con Jesús. La oración será un espacio fundamental en tu vida, unidos a la escucha de la Palabra y la Eucaristía de cada día. De hecho en unos instantes te comprometerás a conservar e incrementar el espíritu de oración y celebrar fielmente y con ese espíritu la Liturgia de las Horas… por la Iglesia y por todo el mundo (rito). De hecho, el Evangelio según san Lucas, cuando nos invita al servicio al caído en la parábola del Buen Samaritano inmediatamente nos pone el testimonio de Marta y María donde destaca la importancia del tiempo orante, del estar a los pies de Jesús en la escucha atenta de su Palabra y dejándonos llenar con su Presencia.

lucas 3.jpg

Esta amistad con Jesús será clave para enfrentar también los momentos difíciles. En el camino de la vida cristiana no faltan las cruces y dificultades. Seguimos a Cristo crucificado y abandonado. Él mismo nos advierte que nos envía como ovejas en medio de lobos. El apóstol Pablo señalaba que algunas de sus cruces provenían de los vínculos con las personas que lo rodeaban. De pronto se siente abandonado, traicionado, confrontado. Sin embargo, no duda en experimentar al mismo tiempo la presencia viva y providente del Señor: “Pero el Señor estuvo a mi lado, dándome fuerzas, para que el mensaje fuera proclamado por mi intermedio y llegara a oídos de los paganos”

La vida fraterna

Con la oración es indispensable la integración fraterna, el caminar con otros, ministros, miembros de la vida consagrada, laicos y laicas. En cada hermano y hermana hay una presencia viva de Dios que nos asiste, acompaña y ayuda a crecer. El aislamiento, el encierro siempre terminan dañándonos. Por eso será necesario, Lucas, que tu tiempo apostólico incluya el  cultivar buenos y sanos vínculos fraternos. Para que esto se dé, sin dudas hace falta cultivar un despojo de sí, una apertura a la escucha, al aceptar al prójimo cómo está, como se presenta para transitar juntos un camino de crecimiento.

El mejor misionero es el Santo

Esta ordenación la vivimos en un año muy especial en el que fueron beatificados nuestros cuatro mártires. Cada uno de ellos en su estado de vida fue fiel a la misión encomendada. Cada uno de ellos vivió su vida como un servicio atento y generoso a los demás, de modo particular a los más pequeños. Servicio que los llevó hasta dar la vida.

EL verdadero misionero es el santo, nos dice San Juan Pablo II, afirmando por ello que “es necesario suscitar un nuevo «anhelo de santidad» entre los misioneros y en toda la comunidad cristiana” (RM 90)

“La cosecha es Abundante y los trabajadores son pocos, pidan al dueño que envíe trabajadores para la cosecha” nos decía recién el Evangelio. Pidamos, por intercesión de nuestros beatos y santos, al Buen Pastor que aumente en todos el anhelo de santidad y que suscite nuevas y santas vocaciones para el servicio y alegría de nuestro pueblo.

Que los beatos Wenceslao, Carlos, Gabriel y Enrique alienten tu vida y tu nuevo ministerio para que, transitando tu propio camino de santidad puedas encender de amor la vida de todos aquellos con quienes compartes la misión.

Que San Lucas y su Evangelio orienten tu vida por el camino de la misericordia y entrega a los más pequeños.

Que la Virgen María te cubra con su manto de ternura y te acompañe en el fiel seguimiento de su Hijo.

Así Sea.

390ea443-a7df-4eac-96b8-4666073b4acf

 

Publicado en Uncategorized

Octubre: “Mes Misionero Extraordinario. Bautizados y enviados”

La Rioja, 30 de septiembre de 2019.-

Queridas comunidades de la diócesis de La Rioja:

Junto a toda la Iglesia estamos llamados a vivir este mes de octubre como un MES MISIONERO EXTRAORDINARIO. Conmemorando el centenario de la carta apostólica de Benedicto XV Maximun illud (30 de noviembre 1919) el Papa Francisco quiere que HOY fortalezcamos el compromiso misionero de la Iglesia respondiendo con prontitud al envío de Jesús “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos” Mt 28,19.

“Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo” es el tema de este tiempo especial de misión. Nos dice el Papa Francisco en su mensaje para esta ocasión: “La celebración de este mes nos ayudará en primer lugar a volver a encontrar el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a Jesucristo, fe que hemos recibido gratuitamente como un don en el bautismo. Nuestra pertenencia filial a Dios no es un acto individual sino eclesial: la comunión con Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, es fuente de una vida nueva junto a tantos otros hermanos y hermanas. Y esta vida divina no es un producto para vender -nosotros no hacemos proselitismo- sino una riqueza para dar, para comunicar, para anunciar; este es el sentido de la misión… La Iglesia está en misión en el mundo: la fe en Jesucristo nos da la dimensión justa de todas las cosas haciéndonos ver el mundo con los ojos y el corazón de Dios;… Una Iglesia en salida hasta los últimos confines exige una conversión misionera constante y permanente… Es un mandato que nos toca de cerca: yo soy siempre una misión; tú eres siempre una misión; todo bautizado y bautizada es una misión. Quien ama se pone en movimiento, sale de sí mismo, es atraído y atrae, se da al otro y teje relaciones que generan vida. Para el amor de Dios nadie es inútil e insignificante. Cada uno de nosotros es una misión en el mundo porque es fruto del amor de Dios…”

Respondiendo a este llamado invito a cada parroquia y decanato, a cada comunidad y grupo pastoral, a cada movimiento e instituciones educativas, en fin a cada bautizado y bautizada a buscar modos de vivir este octubre misionero con acciones concretas que nos lleven a llegar a diferentes periferias existenciales o geográficas teniendo en cuenta particularmente las realidades donde percibimos mayores necesidades o donde se encuentren personas que estén pasando alguna situación de carencia o limitación. También podemos vivir este mes con tiempos especiales de oración por las misiones o creando algún espacio de reflexión sobre testimonios misioneros y alentando la colecta mundial por las misiones (11 y 12 de octubre) que este año tiene como lema “por una Iglesia solidaria y misionera”. Además, en la página de internet http://www.october2019.va podrán encontrar diversos materiales, noticias e ideas.

Para sumar al camino misionero en nuestra diócesis damos gracias por la llegada de una comunidad de Padres Misioneros Redentoristas que, a partir del 8 de septiembre, han asumido la parroquia Divino Niño de la zona sur de la ciudad de La Rioja y desde allí continuarán la atención de la parroquia San Blas de los Sauces.

También en el marco de este mes misionero extraordinario tendremos la ordenación diaconal del joven Lucas Barroso en la ciudad de Chepes el próximo viernes 18.  Damos gracias por el don de esta vocación y pidamos para que el Buen Pastor suscite nuevas y santas vocaciones para alentar la vida misionera de la Iglesia.

Quiero agradecer, además, a tantos hermanos y hermanas que, como laicos, contribuyen a llevar adelante la misión de la Iglesia asumiendo sus labores cotidianas con responsabilidad y espíritu evangélico y colaborando en las diferentes tareas pastorales. Agradecer el testimonio y entrega de la Vida Consagrada y la dedicación de los sacerdotes y diáconos en el servicio diario al Pueblo de Dios.

La finalidad de este MES es poner a la iglesia en un decidido estado de misión que manifieste más claramente la dimensión misionera permanente de cada bautizado. Para alentarnos en este camino, el Papa nos pide contemplar la misión que llevaron adelante los  santos diciéndonos: “Cuántos santos, cuántas mujeres y hombres de fe nos dan testimonio, nos muestran que es posible y realizable esta apertura ilimitada, esta salida misericordiosa, como impulso urgente del amor y como fruto de su intrínseca lógica de don, de sacrificio y de gratuidad (cf. 2 Co 5,14-21).

Que nuestros cuatro mártires, ENRIQUE, GABRIEL, CARLOS Y WENCESLAO, intercedan por nosotros para que llevemos adelante con fidelidad y alegría la misión de cada día y para que este OCTUBRE MISIONERO dé abundantes frutos en la diócesis.

Junto con María, Estrella de la Evangelización y San Nicolás los bendigo y les deseo la paz del Señor.

 

+ Dante Gustavo Braida

Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

Beato Mártir Wenceslao Pedernera Patrono de las Familias Campesinas Riojanas

Compartimos el documento mediante el cual el obispo diocesano Monseñor Dante Gustavo Braida, con el fin de promover la santificación del pueblo de Dios, la Iglesia recomienda el culto verdadero y auténtico de los Santos, en cuyo ejemplo se edifican a los fieles y con cuya intercesión son protegidos, dispone:

Nombrar al Beato Mártir Wenceslao Pedernera “Patrono de las Fmilias Cmpesinas Riojanas”.

Celebrar su Fiesta el 17 de julio de manera solemne.

Descargar el documento completo en el siguiente enlace: Beato Wenceslao Patrono de las Familias Campesinas Riojanas

Wenceslao Pedernera

Publicado en Uncategorized