Mensaje al Pueblo de Dios – Decanato San Francisco Solano – La Rioja

 

 

Los Pobres nos evangelizan.

                                                            Papa Francisco

 

 

Mensaje al Pueblo de Dios

 Decanato San Francisco Solano, Diócesis de La Rioja

 

“Ya son las doce con rumbos de encuentro…”

 

Al Pueblo de Dios a nosotros confiado

Queridos hermanos y hermanas

 

Con esta expresión de una poesía de Mons. Angelelli, nos dirigimos a Uds, pueblo de Dios, entre quienes caminamos como pastores, ante la inminente celebración del Tinkunaco, para animar que juntos nos encontremos con Jesús y como hermanos.

A lo largo de este año 2017, con la presencia de nuestro obispo Marcelo, los sacerdotes, religiosos, laicos y miembros de los equipos de pastoral social y de juventud que integramos este nuevo Decanato, hemos propiciado periódicas reuniones y encuentros fraternos para abrir el corazón a la luz de la Palabra y crear lazos de hermandad. Nuestra primera actitud fue la del discípulo que, con oído atento, escucha para aprender a acompañarlos en todas sus necesidades de pueblo.

 

“La Iglesia, en su acción pastoral, no debe ser orientada solamente hacia el pueblo, sino, también, y principalmente, desde el pueblo mismo (…) la Iglesia no puede convocar a determinados grupos de hombres solamente, sino a todos los hombres que en su corazón opten por dar acogida a la Buena Nueva que es el Evangelio” (Mons. Angelelli, Mensaje de Año Nuevo, 1 de Enero de 1971)

 

  • Así, el 17 de Junio, con esta motivación, hicimos la primer Asamblea Pastoral del Decanato, que convocó cenca de 300 personas. Las conclusiones de este encuentro nos ayudaron a abrir camino respondiendo a lo que nuestro pueblo necesita y así surgieron los nuevos desafíos  que nos animan a seguir proyectando nuestro camino pastoral:

La Familia: Amenazada por la pobreza material y espiritual expresada sobre todo en las adicciones y la violencia. También se ve el trabajo precario y la falta del mismo y la precaria atención sanitaria en la Provincia. Nos preocupan los jóvenes y los ancianos.  Como así también los niños y las parejas.

La comunidad: Las comunidades se autoevaluaron como indiferentes, incomunicadas y desintegradas. Por eso queremos formar comunidades orantes, fraternas y misioneras. Apuntando a la mayor apertura, a la formación y a la participación. Promover proyectos de promoción humana a través de Caritas, Pastoral Social, de la Salud, Familiar y dar espacio a los jóvenes en las comunidades.

  • La memoria de Monseñor Angelelli nos convocó el 4 de Agosto a caminar y reafirmar el compromiso solidario de la Iglesia y lo hicimos con la Marcha por la Ciudad donde proclamamos, una vez más, las Bienaventuranzas como estilo de vida.
  • Y respondiendo al llamado del Papa Francisco a vivir la Jornada Mundial de los Pobres, el 2 de diciembre de 2017 tuvimos otra ocasión para encontrarnos y reflexionar juntos. Así, entre todos sintetizamos un mensaje de esperanza para nuestros hermanos más pobres:

Dios  nos habló:

¡Yo no te abandono!  ¡Sos valioso para mí!

¡No estás solo! ¡Confiá, quiero ayudarte!

¡Te acompaño y te sostengo!

Por eso nos sale decirte:

“Hermano, queremos caminar con vos,

podés contar con nosotros

¡Ánimo! ¡Compartiendo hay esperanzas!

Ayudémonos, también somos pobres”

Nos comprometemos:

porque no hay justicia sin amor,

dignidad sin igualdad,

misericordia sin obras.

 

Monseñor Angelelli nos decía en uno de sus mensajes de Año Nuevo: “Como pueblo, necesitamos, expresar nuestra Fe de un modo simple, emocional y colectivo, pero también es necesario renovarnos interiormente para poder ser hombres nuevos, eficientes y creadores de una Rioja nueva (…) solamente nos preguntamos: ¿Qué jerarquía de valores es necesario tener en cuenta para personalizar y plenificar la vida de un hombre y la de un pueblo?” (Mons. Angelelli, Mensaje de Año Nuevo. 1 de Enero de 1972)

“Ya son las doce con rumbos de encuentro…” El Tinkunaco no sólo nos convoca. El Tinkunaco nos desafía a seguir abriendo el corazón y a seguir caminando, como pueblo peregrino al encuentro de Cristo, buscando -cada vez más, un auténtico encuentro de hermanos y comunidades. “31 de diciembre las doce del día dan y toda La Rioja espera en la plaza principal…” Que nadie quede excluido de ésta gran fiesta de nuestra fe, que el ardor de nuestro corazón se haga sentir.

Les proponemos, para la Nochebuena, unirnos con esta oración:

 

Oración de la Nochebuena 

Señor…

yo te pido esta noche,

que nos des a cada uno de nosotros,

valentía, coraje y decisión.

Porque hay muchas cosas por hacer,

casas dignas para tantos que son tus hijos,

hay que hacer y buscar fuentes de trabajo

porque no hay pan.

Hay que buscar, no sé cuántas soluciones,

para curar las enfermedades,

y hay que solucionar los problemas

de la educación y el descanso.

¡Cuántas cosas

te tendría que pedir esta noche!!

Señor, yo te pido por mí mismo,

una cosa fundamental:

Que me hagas fiel,

que no me canse nunca

de pronunciar tu nombre.

Y caminar con mi pueblo,

ayudándole a que todos pechemos juntos.

                                                                                                      Amén.

(Mons. Enrique Angelelli, Misa de Nochebuena, La Rioja 1971)

 

Decanato San Francisco Solano de La Rioja.

Hermanos de las comunidades

 Resurrección del Señor, Espíritu Santo,

Señor del Milagro,  Virgen de Fátima,

Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás,

 Medalla Milagrosa, Santa Rita,

Nuestra Señora de la Merced (Sanagasta).

Anuncios
Publicado en Uncategorized

COMUNICACIÓN DEL FALLECIMIENTO DE MONS. RAMÓN FRANCISCO ACIAR

COMUNICACIÓN DEL FALLECIMIENTO DE

MONS. RAMÓN FRANCISCO ACIAR

 

Queridos hermanos,

Como padre y pastor de esta Iglesia particular, les comunico el fallecimiento de Mons. Ramón Francisco Aciar quien partió al encuentro del Padre en horas de la madrugada mientras recibía atención médica en el Hospital Ntra. Sra. de Fátima.

La dilatada trayectoria de Mons. Aciar es bien conocida por todos. Nacido el 24 de julio de 1933, en Santa Clara, Guandacol, La Rioja, República Argentina, cursó sus estudios filosóficos y teológicos en el Seminario Mayor “Nuestra Señora de Loreto” de la Arquidiócesis de Córdoba, recibiendo la ordenación sacerdotal el 15 de Julio de 1962 en la Catedral de La Rioja.

Sus servicios a la Iglesia diocesana han sido siempre bien apreciados por todos los obispos que lo hemos tenido como estrecho colaborador. Acompaño información detallada sobre su importante desempeño pastoral.

Sus restos serán velados a partir de las 11 hs. en la parroquia “Señor del Milagro”, del barrio 3 de febrero de la ciudad de La Rioja. Mañana serán trasladados a su pueblo natal, Santa Clara, para su sepelio.

Los invito a rezar por su eterno descanso, el consuelo de sus familiares y amigos y a dar gracias  al Señor por el ministerio de Mons. Aciar ejercido para gloria de Dios y bien del pueblo encomendado.

Los saludo con afecto, en nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

 

La Rioja, 3° de diciembre de 2017.

+ Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

DESEMPEÑO MINISTERIAL DE MONS. RAMON FRANCISCO ACIAR

 

OFICIOS PASTORALES

 

  • 1962: Vicario Cooperador Parroquia Catedral
  • 1963: Asesor diocesano de Jóvenes de Acción Católica
  • 1964: Párroco de Chepes
  • 1970: Párroco de Chamical
  • 1971: Párroco Iglesia Catedral
  • 1973: Vicario Parroquial, Vicaría del Carmen
  • 1977: Cura Párroco “San Antonio”, Anillaco
  • 1989-2014: Cura Párroco Parroquia Señor del Milagro
  • 1989: Vicario General de la Diócesis de La Rioja
  • 1993: Asesor Diocesano de la Renovación Carismática Católica
  • 2002: Administrador Parroquial. Parroquia Espíritu Santo
  • 2007-2014:Vicario General de la Diócesis
  • Actualmente se desempeñaba por designación de Mons. Marcelo Colombo, como Miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores de la Diócesis y Presidente de la Obra de las Vocaciones

 

RECONOCIMIENTOS

 

  • En el año 2010 la Municipalidad del Departamento Capital de La Rioja, lo distinguió como Ciudadano Ilustre a través del Decreto Municipal Nº 426/2010.
  • En el año 2012 S.S. Benedicto XVI lo distingue como Prelado de Honor de Su Santidad, en merito a la celebración de sus 50 años al servicio del sacerdocio.
  • En el año 2012 la Universidad Nacional de La Rioja le concedió el título de Profesor

 

 

Publicado en Uncategorized

ORACIÓN POR LAS VÍCTIMAS DE LA TRAGEDIA DEL ARA “SAN JUAN”

Imagen | Publicado el por

Carta pastoral de Adviento

CARTA PASTORAL DE ADVIENTO

“Señor, eres nuestro padre, nosotros somos la arcilla, y tú, nuestro alfarero: ¡todos somos la obra de tus manos!”  Isaías 64,7

Queridos hermanos,

Con estas bellas palabras del profeta Isaías, comenzaremos el Adviento. ¡Cómo no detenernos ante una imagen tan expresiva que nos devuelve a la realidad más honda de ser creaturas de la mano de Dios! Frente a nuestra incapacidad para vivir en la comunión y gestar una sociedad más fraterna, volvemos al Artesano que siempre hace nuevas todas las cosas.

Recientemente los invitaba a considerar la Jornada Mundial de los Pobres como una verdadera puerta al Adviento Solidario, expresión de nuestra fraternidad que no se limita a poner en común bienes y cosas, sino a procurar que nos redescubramos hermanos y responsables unos de otros. Ese fin de semana una rica gama de actividades nos invitó a hacer esta experiencia de Iglesia de hermanos: el Encuentro Nacional de Comunidades de Base (Goya) y el Congreso Misionero (Neuquén). En ese vivo contexto eclesial, resonó con fuerza la llamada del papa Francisco a poner en un lugar central la vida de los pobres. La práctica pastoral de las Cebs así como la mirada misionera de la Iglesia los tienen en cuenta como sujetos, protagonistas de su vida y tarea evangelizadora.

El Adviento Solidario será pues, el modo de concretar nuestro caminar al encuentro de Jesús que nace para salvarnos. Nace en nuestros corazones, en nuestra mirada, en nuestras celebraciones que hacen visible la esperanza que nos hermana: ¡Viene el Señor!

  1. Con San Nicolás, al encuentro de Jesús que nace entre nosotros.

Este Año, la Novena de San Nicolás incluirá en su programación la salida por algunas horas del día de la imagen de nuestro Santo Moreno a lugares de dolor y de esperanza de nuestra ciudad.

De esta manera, queremos expresar con la visita de San Nicolás a tales espacios que indicaremos en breve, la estrecha relación que tiene la vida de nuestro pueblo con el Santuario de San Nicolás. Esperar a Jesús, con San Nicolás entre nosotros, es una llamada especial del amor providente del Señor.

En el año del 50° aniversario del comienzo de la misión pastoral de Mons. Angelelli, esta salida navideña de San Nicolás será un homenaje y también una concreta incorporación de su propio mensaje nicoleño. Aquella misa de Navidad bajo el algarrobo sigue invitándonos a volver sobre Jesús que nace en nuestra comunidad.

  1. Con la Iglesia, discernir la llamada de Jesús que nace en el corazón de los jóvenes.

La semana pasada nos encontramos con la mayoría de los sacerdotes de nuestra diócesis para reflexionar sobre la invitación del Papa Francisco a un Sínodo sobre los jóvenes, la fe y la vocación. Más concretamente destinamos largos momentos de esa semana a imaginar los caminos más apropiados para ayudar a los muchachos y chicas de nuestras comunidades a tomar en serio la llamada de Dios a la vida, a la fe, y al compromiso con esa fe.

Les pediría a sacerdotes y comunidades, especialmente a los catequistas y servidores de la liturgia, que en Adviento fortalezcamos la referencia vocacional de toda la vida cristiana para animar a nuestros jóvenes a  abrirse al llamado de Dios que los invita a hacerse cargo del amor responsable que ha derramado en sus corazones.

  1. Con María y José, llevamos a Jesús a los hombres y mujeres de nuestro pueblo.

Lejos de la experiencia cristiana pensar en una mirada desencarnada de la vida y de la Navidad. Las dificultades que atraviesa nuestra sociedad nos tocan de lleno y nos proponen además de una oración más intensa y solidaria, dejarnos iluminar por el Señor y su Palabra para estar presentes con el testimonio necesario de nuestro amor. No hay grieta que se resista a Cristo, el  Pontífice (puente) de nuestra fe. En sus manos alfareras podemos imaginarnos sostenidos en una obra nueva que supere la tragedia del rencor y los desencuentros.  Naciendo entre nosotros en la humildad de nuestra carne, nos urge a tener una mirada comprometida con las cosas que pasan, a no dejarnos distraer ni pasar de largo frente a aquellos acontecimientos dolorosos que pueden prolongar la incertidumbre de muchos hogares.

Por eso, no descuidemos exigir a  nuestros legisladores, principalmente nacionales, en el marco de la democracia, la defensa de la dignidad de los más pobres en la discusión de leyes que la cercenen o afecten gravemente, especialmente los proyectos de reformas que afectan a jubilados, trabajadores y a los pueblos y familias de aquellas provincias que como la nuestra, dependen en gran medida de los aportes del Estado Nacional. Así ayudaremos al Gobierno Nacional a ejercer su importante misión al servicio de todos los argentinos. En este Adviento, que sea éste nuestro don de cristianos sensibles y solidarios.

 

Queridos hermanos, Dios bendiga nuestro Adviento y nos ayude a transitarlo como una preparación entusiasta de la llegada del Señor que nace ente nosotros. Vuelvo a rogarles con insistencia, que sustituyan las bombas de estruendo y los fuegos de artificio de las fiestas patronales, especialmente en las próximas, nicoleñas y navideñas, con otros modos de festejo que no dañen la salud de nuestros hermanos y de la creación. No me hacen mal a mí ni me ofenden cuando desoyen esta llamada. Dañan a los hermanos y hermanas, ancianos, enfermos, a la entera Creación… Festejamos amando con obras y en verdad.

¡Feliz Adviento! ¡Feliz camino con Jesús, María y José peregrinos entre nosotros! Con afecto en Cristo, los bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 29 de noviembre de 2017.

+ Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

Para celebrar en la diócesis el Día Nacional del Enfermo 2017

 

Circ. Nro. 47/2017

DÍA NACIONAL DEL ENFERMO 2017

Queridos hermanos,

El mes de noviembre nos da la oportunidad de celebrar como comunidad eclesial el Día Nacional del Enfermo y alcanzar con nuestra oración y afecto a los hermanos que viven en el sufrimiento su identificación con Cristo.

Deseo llegar con estas palabras para presentarles el afiche que se ha confeccionado a los fines de la celebración del Día Nacional del Enfermo. El lema escogido para este año, “Valiosos para Dios, valiosos para la Iglesia” nos permite reflexionar sobre el sentido de tantas vidas  atravesadas por el dolor y que son ante Dios y la Iglesia, hijos y hermanos muy amados. En una cultura que huye del dolor y mira con indiferencia la vida de tantos enfermos, como Iglesia queremos recordarlos y abrazarlos en Cristo.

En cada parroquia, ese día, podrían animarse momentos de adoración eucarística para pedir por la salud de nuestros hermanos enfermos e inclusive celebrar en la Eucaristía dominical, con la debida preparación catequística, el sacramento de la unción.

Agradezco a los sacerdotes su cercanía al lecho del dolor de tantos hermanos. Como enseña el Papa Francisco: “La mirada de María, consoladora de los afligidos, ilumina el rostro de la Iglesia en su compromiso diario en favor de los necesitados y los que sufren. Los frutos maravillosos de eta solicitud de la Iglesia hacia el mundo del sufrimiento y la enfermedad son motivo de agradecimiento al Señor Jesús, que se hizo solidario con nosotros, en obediencia a la voluntad del Padre y hasta la muerte en la cruz, para que la humanidad fuera redimida.” (Mensaje para la XXV Jornada Mundial del Enfermo).

Con afecto en Cristo, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 19 de octubre de 2017.

 

+ Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

SALUDO A LAS MADRES EN SU DÍA

SALUDO A LAS MADRES EN SU DÍA

Queridas mamás,

Una vez más, ¡gracias a la Vida… gracias a Uds. y su sí!

En nombre de tantos hijos quiero saludarlas y abrazarlas en este día. No resulta difícil imaginarlas rodeadas de hijos y nietos en torno a la mesa familiar, agradecidos porque Uds. nos hablan del amor de Dios, de la entrega generosa, de la vida que se comparte.

El sí de Uds., como aquel gran sí de María, hace de la historia humana una oportunidad para que los hijos nazcamos al encuentro de Dios y crezcamos buscándolo para amarlo y servirlo, para darlo a conocer a todos los hombres.

Como enseña el Papa Francisco, “el futuro de nuestras sociedades exige, por parte de todos y en especial de las instituciones, una atención concreta a la vida y a la maternidad.” Nunca serán suficientes los esfuerzos que se hagan para proteger la vida, para cuidarla en todas sus etapas. Una sociedad que se despreocupa del cuidado de la maternidad, que se desentiende de la situación de las madres pobres o atravesadas por algún dolor insoportable, es una comunidad que empieza a envejecer para morir.

Pido al Señor por Uds. en este día. Que Él las bendiga y fortalezca en su bella y siempre desafiante misión de querernos y aceptarnos como somos, buscando nuestro bien y alentando nuestro crecimiento humano y cristiano. Que la Virgen Santísima las cuide con su ternura de Madre de Dios y de todos los hombres.

La Rioja, 12 de octubre de 2017,  Fiesta de Nuestra Señora del Pilar

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

CARTA PASTORAL PARA PREPARAR Y CELEBRAR EN NUESTRAS COMUNIDADES LA PRIMERA JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

CARTA PASTORAL PARA PREPARAR Y CELEBRAR EN NUESTRAS COMUNIDADES LA PRIMERA JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

“NO AMEMOS DE PALABRA SINO CON OBRAS”

 

Sigamos, pues, el ejemplo de san Francisco, testigo de la auténtica pobreza. Él, precisamente porque mantuvo los ojos fijos en Cristo, fue capaz de reconocerlo y servirlo en los pobres.   Papa Francisco

Queridos hermanos,

En este día en que evocamos a san Francisco, quiero compartir con Uds. la invitación del Papa Francisco de celebrar una Jornada Mundial de los Pobres. En el Santo de Asís encontramos inspiración eclesial para volver sobre las páginas del Evangelio con audacia y pasión.

En nuestra última reunión plenaria de presbiterio le dedicamos un largo momento de reflexión al Mensaje que el mismo Santo Padre nos envió para esta Jornada. Guiados estupendamente en la lectura del texto por el equipo de Cáritas diocesana, compartimos algunas propuestas para que esta celebración nos ayude a profundizar en nuestra identidad eclesial.

En la convocatoria del Santo Padre no hay una invitación a una colecta más de las siempre tan necesarias para sostener la fraternidad solidaria y eclesial de nuestras comunidades. En este caso, el Papa nos está invitando a poner a los pobres en el corazón de nuestra reflexión eclesial para fortalecer  la vida de las comunidades:

Será una Jornada que ayudará a las comunidades y a cada bautizado a reflexionar cómo la pobreza está en el corazón del Evangelio y sobre el hecho que, mientras Lázaro esté echado a la puerta de nuestra casa (cf. Lc 16,19-21), no podrá haber justicia ni paz social. Esta Jornada constituirá también una genuina forma de nueva evangelización (cf. Mt 11,5), con la que se renueve el rostro de la Iglesia en su acción perenne de conversión pastoral, para ser testimonio de la misericordia.“  (Francisco, “Misericordia et Misera”, n. 21)

  1. Los rostros de la pobreza en el mundo contemporáneo

El Papa Francisco pinta sin exageraciones ni eufemismos y con su búsqueda permanente de verdad, la pobreza en nuestra realidad. Leerlo nos permite contextualizar la próxima Jornada de los Pobres: “Conocemos la gran dificultad que surge en el mundo contemporáneo para identificar de forma clara la pobreza. Sin embargo, nos desafía todos los días con sus muchas caras marcadas por el dolor, la marginación, la opresión, la violencia, la tortura y el encarcelamiento, la guerra, la privación de la libertad y de la dignidad, por la ignorancia y el analfabetismo, por la emergencia sanitaria y la falta de trabajo, el tráfico de personas y la esclavitud, el exilio y la miseria, y por la migración forzada. La pobreza tiene el rostro de mujeres, hombres y niños explotados por viles intereses, pisoteados por la lógica perversa del poder y el dinero. Qué lista inacabable y cruel nos resulta cuando consideramos la pobreza como fruto de la injusticia social, la miseria moral, la codicia de unos pocos y la indiferencia generalizada.” (Francisco, Mensaje en la Jornada Mundial de los Pobres, 5)

Nos hemos acostumbrado a escuchar diagnósticos y estadísticas. Sin embargo, no podemos ser indiferentes ni detenernos en el  lamento resignado o en un sentimentalismo que se conforma fácilmente. El Papa va más allá. Nos dice con su palabra autorizada que el protagonismo de los cristianos, portadores de un amor que nos quema el alma, nos pide una mirada comprometida, un cambio urgente y necesario que quiebre nuestra inmovilidad: “Ante este escenario, no se puede permanecer inactivos, ni tampoco resignados. A la pobreza que inhibe el espíritu de iniciativa de muchos jóvenes, impidiéndoles encontrar un trabajo; a la pobreza que adormece el sentido de responsabilidad e induce a preferir la delegación y la búsqueda de favoritismos; a la pobreza que envenena las fuentes de la participación y reduce los espacios de la profesionalidad, humillando de este modo el mérito de quien trabaja y produce; a todo esto se debe responder con una nueva visión de la vida y de la sociedad.” (Francisco, Mensaje, 5)

  1. Un llamado apremiante

El Evangelio de Jesús nos lleva a compartirlo con todos los hermanos como Buena Noticia capaz de transformar la vida de personas y pueblos. La solidaridad fraterna con los más pobres les da credibilidad a los testigos de Cristo pero es además el clima, el ambiente, el contexto necesario para que llevemos adelante nuestra misión porque “la oración, el camino del discipulado y la conversión encuentran en la caridad, que se transforma en compartir, la prueba de su autenticidad evangélica.” (Francisco, Mensaje para la 1° Jornada Mundial de los Pobres, 3). Testimonio cristiano y solidaridad fraterna van de la mano, se requieren recíprocamente.

Por eso el Papa nos invita a vivir esta Jornada en su perspectiva evangelizadora: “Pido a los hermanos obispos, a los sacerdotes, a los diáconos —que tienen por vocación la misión de ayudar a los pobres—, a las personas consagradas, a las asociaciones, a los movimientos y al amplio mundo del voluntariado que se comprometan para que con esta Jornada Mundial de los Pobres se establezca una tradición que sea una contribución concreta a la evangelización en el mundo contemporáneo (…) de modo que estemos cada vez más convencidos de que compartir con los pobres nos permite entender el Evangelio en su verdad más profunda. Los pobres no son un problema, sino un recurso al cual acudir para acoger y vivir la esencia del Evangelio” (Francisco, Mensaje, 9). Frente a la cultura del derroche y del descarte, el Papa insiste en la cultura del encuentro donde los hombres nos reconozcamos hermanos, testigos de un amor grande, el de Dios, Padre de todos.

  1. Creatividad al servicio de la celebración de la Vida Nueva.

Concretamente esta Jornada Mundial que el Papa nos propone para el próximo domingo 19 de noviembre, domingo 33° durante el año, indica el camino de la creatividad apostólica y solidaria que se exprese principalmente a través de encuentros y gestos a lo largo de  la semana previa, invitando a participar especialmente a los pobres y a los voluntarios.

Adjunto el Mensaje del Papa para que lo multipliquen y distribuyan entre sus colaboradores, principalmente los catequistas y los servidores de la liturgia y de Cáritas. Los elementos que aporta deben llegar a todos los que conforman la comunidad cristiana y la animan.

En nuestra reunión plenaria de presbiterio vimos conveniente vivir intensamente esta Jornada, organizando actividades solidarias en parroquias y decanatos antes del 19 de noviembre y proyectando los frutos y reflexiones que se tengan en ese tiempo y en la Jornada misma, en un Adviento solidario como el que vivimos el Año pasado en vistas a una Navidad verdaderamente fraterna que fue una experiencia enriquecedora que expresó la vitalidad de nuestras comunidades en relación con las familias más pobres.

En ese contexto de un Adviento solidario para una Navidad fraterna, tendremos la Asamblea diocesana de Animadores de Cáritas. La vivencia de la Jornada Mundial de los Pobres dinamizará su realización y la eficacia de nuestras Cáritas diocesana y parroquiales en las que asistencia y promoción buscan hacer presente el Reino de Dios entre los pobres.

El Padre nuestro es una oración que se dice en plural: el pan que se pide es «nuestro», y esto implica comunión, preocupación y responsabilidad común. En esta oración todos reconocemos la necesidad de superar cualquier forma de egoísmo para entrar en la alegría de la mutua aceptación.” (Francisco, Mensaje, 8) Así el papa nos recuerda que la oración debe fundamentar todo cuanto organicemos para celebrar la Jornada y la semana previa.

Pido a sacerdotes y responsables de comunidades, instituciones y movimientos, que animen la organización parroquial y comunitaria de estas iniciativas para expresar el espíritu de la Jornada y recoger sus frutos en vistas del Adviento en el camino de la Navidad.  Algún encuentro o asamblea parroquial puede ayudar a animar una mirada de conjunto sobre la propuesta y dinamizar la vivencia comunitaria de este acontecimiento eclesial.

 

Queridos hermanos, ¡qué alegría poder sentirnos invitados a vivir y servir como parte de una Iglesia en salida, samaritana, misionera! Concluyo con unas bellas palabras del Mensaje del Papa que explicitan las Bienaventuranzas del Reino de Dios: “Benditas las manos que se abren para acoger a los pobres y ayudarlos: son manos que traen esperanza. Benditas las manos que vencen las barreras de la cultura, la religión y la nacionalidad derramando el aceite del consuelo en las llagas de la humanidad. Benditas las manos que se abren sin pedir nada a cambio, sin «peros» ni «condiciones»: son manos que hacen descender sobre los hermanos la bendición de Dios.” (Francisco, Mensaje, 5)

Los saludo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 4 de octubre de 2017.-

                                                      +Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Francisco Mensaje en la 1° Jornada Mundial de los Pobres 2017

Publicado en Uncategorized