HOMILÍA EN LA ORDENACIÓN EPISCOPAL DEL PRESBÍTERO ENRIQUE ALBERTO MARTÍNEZ OSSOLA

HOMILÍA EN LA ORDENACIÓN EPISCOPAL DEL

PRESBÍTERO ENRIQUE ALBERTO MARTÍNEZ OSSOLA

Iglesia Catedral y Santuario de San Nicolás – La Rioja, 18 de agosto de 2017

Querido P. Quique

Queridos hermanos Obispos y Sacerdotes concelebrantes,

Queridos religiosos, religiosas y seminaristas.

Queridos hermanos todos,

En esta tarde, la Iglesia de La Rioja celebra con alegría la ordenación episcopal de uno de sus hijos presbíteros, llamado al ministerio pastoral en la hermana Diócesis de Santiago del Estero, colaborando con nuestro hermano Vicente, su Obispo.

Desde aquella mañana del 19 de junio en que lo supimos, nuestra Diócesis vivió intensamente esta buena noticia, agradeciendo al Señor que un miembro de nuestro presbiterio reciba esta nueva misión.

Hoy es el día en que abrazamos estrechamente a nuestra hermana diócesis de Santiago del Estero para compartir desde nuestra pobreza la riqueza del don del padre Quique.

Nos enseña el C. Vaticano II: “Entre los varios ministerios que desde los primeros tiempos se vienen ejerciendo en la Iglesia, según el testimonio de la Tradición, ocupa el primer lugar el oficio de aquellos que, ordenados Obispos por una sucesión que se remonta a los mismos orígenes, conservan la semilla apostólica. Así, como atestigua San Ireneo, por medio de aquellos que fueron instituidos por los Apóstoles Obispos y sucesores suyos hasta nosotros, se manifiesta y se conserva la tradición apostólica en todo el mundo.” (LG, 20)

Anticipándonos cuanto ocurrirá en instantes, nos dice Mons. Angelelli al cumplir doce años de su ordenación episcopal (1973):

Un gesto maduró el Misterio en un hombre
y ungió una vida para una misión;
un Cayado y un Libro iluminaron el camino
para que un pueblo encontrara el Amor.

El Libro de la Palabra, el Cayado y la Unción son los signos que expresan las distintas dimensiones del ministerio paternal del Obispo llamado a proclamar la Buena Nueva del Reino, pastorear a su Pueblo y edificarlo en la celebración de los Misterios de Dios, para que encontremos el Amor, es decir a Cristo mismo.

“El Obispo, principio visible de unidad en su Iglesia, está llamado a edificar incesantemente la Iglesia particular en la comunión de todos sus miembros y de éstos con la Iglesia universal, vigilando para que los diversos dones y ministerios contribuyan a la común edificación de los creyentes y a la difusión del Evangelio.

Como maestro de la fe, santificador y guía espiritual, el Obispo sabe que puede contar con una especial gracia de Dios, que le ha sido conferida en la ordenación episcopal. Tal gracia lo sostiene en su entrega por el Reino de Dios, para la salvación de los hombres, y también en su empeño por construir la historia con la fuerza del Evangelio, dando sentido al camino del hombre en el tiempo.” (Apostolorum succesores, 8)

Como Iglesia, pueblo de Dios en camino, pidamos hoy el Espíritu Santo para que Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote configure sacramentalmente al P. Quique con Él, Cabeza y Pastor de su Pueblo.

Elegidos por su iniciativa y su gracia (2da. Timoteo 1, 6-14)

Pablo le escribe a Timoteo, su discípulo que está por asumir nuevas responsabilidades. Se conocen bien y con el paso de los años ha crecido la confianza que los une para descubrir el proyecto del Señor. Pablo, pastor y formador de discípulos, da criterios para la vida personal y para la acción pastoral. Esto se distingue claramente de todo tipo de acompañamiento intimista, de autorrealización aislada. Los discípulos misioneros acompañan a los discípulos misioneros.” (Evangelii Gaudium, 173). Nos sigue enseñando hoy Pablo que en el origen de toda llamada ministerial siempre está la iniciativa de la gracia de Dios. Pocos méritos de nuestra parte. Puro amor del Padre que nos urge a servirlo.

Como Pablo y Timoteo, querido Quique estás invitado a profundizar en tu misión de mensajero, apóstol y maestro de la Palabra de Vida, cuya centralidad y vigencia a lo largo de los años nos ayudan en el camino de la fidelidad al don de Dios. Con palabras de Enrique Angelelli, también obispo, hacemos nuestra propia y actualizada evocación

Me llamaste para que fuera testigo…
soy débil, soy pobre y con temor.
Tú me dices: “¡No temas!… mi amor te ungió;
no es tuyo lo que llevas… apura la marcha…
te basta mi Palabra… lo demás es ilusión”.

En estas palabras sentidas y sinceras, encontrarás una renovada invitación al coraje evangélico para vivir de una Palabra que no defrauda aún en medio de las dificultades que deberás afrontar.

Ungido para una misión (Lucas 4, 16-21)

En el Evangelio que hemos escuchado hoy, Lucas nos presenta la pasión que impulsa a Jesús y la meta de su obrar. Quienes hemos recibido el ministerio pastoral, tenemos en él un verdadero don de Dios para continuar la obra de Jesús, según su corazón, amando a quienes Él amó preferencialmente. Jesús se sabe «ungido» por el Espíritu de Dios, impregnado interiormente por su fuerza. Y esa unción que viene de Dios lo empuja a los pobres, a los que sufren, a los oprimidos.

El Dios que unge a Jesús, el Dios verdadero, el Padre del Cielo, es alguien a quien le preocupa sobre todo el sufrimiento de su pueblo. En su infinita misericordia no se desentiende nunca de ese sufrimiento, sufre con quien sufre y actúa para liberar, sanar y perdonar. Por eso la unción del Espíritu de Dios empuja a Jesús a dejar su aldea para llevar la Buena Noticia a  los pobres. Ésta es su misión de ungido, de Mesías: poner esperanza en los que sufren, dedicar su vida entera a liberar, aliviar, sanar y perdonar. Él es el Mesías Salvador de todos, pero en modo privilegiado de los últimos, de los pobres, de los oprimidos y humillados de la sociedad.

Querido Quique, hoy recibís el óleo santo de la unción que es óleo de salvación y de alegría para llegar a través del ministerio hasta el corazón del mundo donde tantos hermanos y hermanas nuestros viven sin alegría, empobrecidos y oprimidos, olvidados y humillados, sin la luz del evangelio, sin conocer la liberación de Jesús.  Dice el Papa Francisco que si no hacemos llegar este óleo mesiánico, este aceite de alegría y liberación, a las periferias materiales y existenciales, este aceite se nos puede volver rancio y la vida muy amarga (cfr. Francisco, Homilía en la Misa Crismal, 2014).

También Felipe y Juan, Pedro y Pablo,
aprendieron que el llamado es Misterio,
es muerte, es vida y es misión…
para que en Ti el pueblo encontrara el camino,
en tu Cayado, en tu Libro y en tu Unción.

Misericordia, Justicia y Paz

En tu lema episcopal, se conjugan ese legado sagrado de nuestra Iglesia diocesana, el lema de Mons. Angelelli, Justicia y Paz, con la propuesta del Papa Francisco en torno a la Misericordia a partir de una Iglesia en salida, samaritana, hospital de campaña, casa de todos. Tu lema encierra todo un programa de vida, un estilo de pastor en el que queremos acompañarte, sobre todo en estos tiempos apasionantes y exigentes. Que tu ministerio tenga «la fragancia de la presencia cercana de Jesús y su mirada personal (…) el ritmo sanador de la projimidad, con una mirada respetuosa y llena de compasión pero que al mismo tiempo sane, libere y aliente» (Evangelii Gaudium, 169).

Comprometemos nuestra oración para que puedas vivir y actuar en torno a estas tres palabras tan significativas de la existencia cristiana: Misericordia, justicia y paz, que describen la sostenida acción de Dios en la historia humana, a la que Él quiere asociarnos para hacernos sus testigos.

Hace pocos días, en Punta de los Llanos te encomendamos al Señor, seguros de que en tu mochila de viaje llevarás la intensidad de esta experiencia eclesial riojana de casi cuarenta años vividos como buen pastor en las parroquias de la diócesis a las que te hemos enviado tus sucesivos obispos. Tendrás en la memoria del corazón los rostros y paisajes de nuestra provincia, de sus cuatro puntos cardinales, de sus horizontes que invitan a desandar los caminos de la Luz. Desde su nueva presencia, presentimos que Mons. Angelelli te estará contando con amor paterno:

Y mientras se duerme la tarde de esta jornada
y se perfuma de aceite todo esto que soy yo…
por el Cayado, por el Libro y por la Unción,
déjame que te lo diga: ¡Muchas gracias, Señor!

Que nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor te siga invitando al Tinkunaco en tu nueva comunidad. Así lo reconocerás como Señor, Salvador y Hermano de todos, junto a tu Pueblo. Que nunca te falte la intercesión del Santo Obispo Nicolás, padre y patrón tutelar de los riojanos. La Virgen María, nuestra Madre Santísima del Valle y de la Consolación de Sumampa, te cuide y te proteja para bien del pueblo que te fue encomendado.

La Rioja, 18 de agosto de 2017.-

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

SALUDO A LOS CATEQUISTAS EN SU DÍA

 

“El sembrador salió a sembrar…” (Lc. 8,5)

Queridos hermanos,

Cercano el día del Catequista quiero llegar a Uds. con mi saludo y bendición. Cada año nos regala esta hermosa oportunidad de celebrar la misión de los catequistas en la Iglesia, un servicio imprescindible a la comunidad cristiana y sus familias en el camino de su crecimiento en la fe.

La parábola del sembrador nos recuerda la iniciativa del sembrador que sale a sembrar. En esa actuación se abren una sucesión de posibilidades para que crezcan y se extiendan los frutos de la tierra. Nos hace mucho bien ver al Señor como sembrador cuyo deseo es entregarnos su semilla, la Palabra y en ella su proyecto de amor y de vida.

Los invito a considerar esta salida del Señor a sembrar entre nosotros para descubrir la siempre apasionante llamada de Dios que viene a nuestro encuentro. Como nos enseña el Papa Francisco, Jesús es el sembrador y con esta imagen nos da a entender que Él no nos atrae conquistándonos sino entregándose. Uds. queridos catequistas de nuestras comunidades, están llamados a sumarse a esta siembra de Dios, que se hace semilla para su Pueblo.

Como padre y pastor de esta comunidad diocesana quiero agradecerles el testimonio de su entrega y la generosidad de su perseverancia. Gracias a Uds. el Señor llega a tantos hermanos a los que invita a la Vida.

Este domingo, los catequistas de la ciudad Capital renovaremos ante el Niño Alcalde, en Padercitas, nuestro propio sí al Señor. En ese momento de oración nos uniremos a tantos catequistas del interior de la diócesis que viven su llamado y su misión con fidelidad al Señor y un gran amor a su Iglesia, especialmente a los hermanos más alejados, a los pobres y excluidos.

Llegue mi abrazo y mi bendición. Una vez más, ¡MUCHAS GRACIAS! Con afecto paterno, en Jesús nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor.

La Rioja, 18 de agosto de 2017

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

VISITA DE LA IMAGEN PEREGRINA DE LA VIRGEN DE LUJÁN DE CÁRITAS ARGENTINA

VISITA DE LA IMAGEN PEREGRINA DE LA VIRGEN DE LUJÁN DE CÁRITAS ARGENTINA

Itinerario por parroquias y decanatos

 Queridos hermanos,

En los próximos días llega a la Diócesis la imagen peregrina de la Virgen de Luján de Cáritas Argentina. Se trata de un intenso momento de comunión de la Iglesia en la Argentina al que estamos invitados a participar recibiendo a la Madre de Jesús y Madre nuestra que viene a visitarnos para confortarnos y alentar nuestra solidaridad fraterna.

Les adjunto el cronograma con el itinerario por parroquias y decanatos. Quedan por definir algunas actividades en los horarios asignados a las parroquias. Seguramente se irán completando en las próximas horas. Los invito a ayudar en esta definición tan importante para asegurar la fecunda realización de la Visita de nuestra Madre Santísima a tantos hermanos.

Agradezco a Cáritas diocesana este esfuerzo para dinamizar la organización de esta visita que nos compromete a seguir creciendo en comunión solidaria con nuestros hermanos más pobres.

Los saludo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor.

La Rioja, 14 de agosto de 2017

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

cronograma de visita de Virgen de Luján (1)

Publicado en Uncategorized

SANTIAGO MALDONADO Y LA PERMANENTE AGENDA DE LA VIDA

SANTIAGO MALDONADO Y LA PERMANENTE AGENDA DE LA VIDA

La Pastoral Social de la Diócesis de La Rioja y la CONFAR (Conferencia Argentina de Religiosos) Filial La Rioja, deseamos expresar nuestra cercanía y solidaridad con la familia de Santiago Maldonado, mientras deseamos y esperamos que sea encontrado a la brevedad.

Cada vida, todas las vidas, son importantes. Por eso pedimos a las autoridades del Estado Nacional que extremen las medidas de búsqueda de Santiago y no dejen de emplear todos los recursos legales para hacer eficaz este intento.

Pedimos que esta ausencia que nos entristece y agobia como sociedad así como la discusión que ella suscita, no sean utilizadas en modo alguno con fines electorales sino que formen parte de la permanente e innegociable agenda de la vida, tanto del oficialismo como de la oposición.

La Rioja, 9 de agosto de 2017

Publicado en Uncategorized

Homilía en la Misa de Evocación de Mons. Angelelli (La Rioja, Catedral de San Nicolás, 4 de agosto de 2017)

HOMILÍA DE LA MISA EN EL

41° ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE MONS. ANGELELLI

Iglesia Catedral y Santuario de San Nicolás (La Rioja, 4 de agosto de 2017)

 Queridos hermanos,

En esta Iglesia y Santuario de San Nicolás, volvemos a encontrarnos para dar gracias a Dios por la vida y la entrega de Enrique Angelelli, pastor de esta Iglesia particular, testigo valiente de Jesucristo.

En la Providencia de Dios este día celebramos la vida y el ministerio de los sacerdotes como servidores de la Iglesia. Queremos rezar por ellos para que el Señor les siga inspi-rando la entrega al pueblo encomendado. Y con nuestra oración queremos agradecerles su sí al Señor y a su Iglesia.

Estas semanas con sus celebraciones, nos permiten volver sobre aquellos dramáticos días de 1976 en que el Terrorismo de Estado tronchó la vida de cuatro hombres que jugaron su vida por el Evangelio de Jesucristo queriendo acallar la voz de Dios y la fuerza imparable de su Palabra. Hemos celebrado sucesivamente la Pascua de Carlos, Gabriel y Wenceslao, recorriendo sus pasos con profundos momentos de oración y en cada Eucaristía, el Señor nos habló al corazón pidiendo nuestra propia fidelidad a la misión del bautismo. Hoy nos encontramos en esta Iglesia Catedral donde la voz de Enrique Angelelli proclamó el Reino de Dios y en nombre del Buen Pastor congregó a su rebaño para enseñar las verdades de Dios.

 

1ra. Lectura (Romanos 12, 3-13)

La Palabra de Dios nos invita en la Primera Lectura, en esta ocasión, a considerar una vez más la realidad de la Iglesia como la de un Cuerpo. En él, los distintos miembros cumpli-mos funciones diferentes en el ejercicio de los dones recibidos de Dios.

En las Orientaciones pastorales dirigidas a toda la Diócesis, el 3 de marzo de 1976  Mons. Angelelli decía sintética y enfáticamente:

SE RECOMIENDA ENCARECIDAMENTE:

– Ser animadores de esperanza y de paz.

– “Informarnos” siempre bien e “informar” bien y a tiempo. Hagamos todos, un esfuerzo.

-Profundizar el signo evangélico de la UNIDAD ECLESIAL, a todo nivel. “En esto conocerán que son mis discípulos”. Saber ser siempre “muy solidarios” con la riqueza de opiniones y sentires diversos. Enriquecer siempre al Cuerpo Eclesial, nunca debilitarlo, ni dividirlo; sería herirlo de “muerte”.

-Enriquecer todo el CUERPO ECLESIAL -especialmente nosotros- “agentes de evangelización y de pastoral”, con un mayor espíritu de oración y de “actualización” teológico-pastoral.

-Dada las “características especiales” que vivimos: medir y reflexionar nuestros juicios, actitudes, gestos, procederes concretos y opciones individuales.”

No resulta difícil advertir el contexto crítico que atravesaba el país y la persecución que asolaba a nuestra Iglesia diocesana. Aunque no había comenzado el Proceso Militar, ya se padecían los ataques paramilitares y de los sectores que anticipaban el terrorismo de Estado. Pero las enseñanzas que se desprenden de estas Orientaciones conservan su vigencia inalterable. La percepción de la emergencia y sus signos, ponía en el corazón del pastor la necesidad de alertar sobre las exigencias de vivir, pertenecer y servir a este Cuerpo en clave de esperanza y paz, con atención a la dimensión comunitaria de nuestras vidas, en clima de oración y formación permanente.

  1. Evangelio (Juan 15, 9-17)

El Evangelio ubica las enseñanzas de Jesús de hoy “a la hora de pasar de este mundo al Padre”. Hora dramática en que nos invita a considerar la amistad fraterna como signo grande del amor de Dios y a pedir que ella prevalezca en la prueba.  Nunca hubo tiempos fáciles para la Iglesia; siempre la prueba martirial rubricaría la fidelidad de los discípulos para permanecer en el amor y el desafío de perseverar en el seguimiento de las enseñanzas de Jesús, para permanecer en el Padre, como el mismo Señor nos lo había puesto de manifiesto.

Enrique Angelelli con su entrega final nos invita a un amor grande que da la Vida en clave de amistad fraterna, fiel al Señor y a los hermanos. Junto a Carlos, Gabriel y Wenceslao siguen iluminando nuestra vida eclesial en nombre de Cristo y alentando nuestro seguimiento confiado de Aquél que nos amó primero.  En su último San Nicolás, en julio de 1976, en su propia “hora de pasar de este mundo al Padre”, nos enseñaba:

“En esta hora difícil y decisiva, nos hace falta a todos, la fortaleza del Espíritu Santo que habita en nosotros para que las CRISIS no nos asusten, para que las TENTACIONES no nos desequilibren, para que los RIESGOS no nos paralicen. Esperamos del Espíritu Santo la fortaleza que nos asegura la esperanza. Esperamos de Él la Luz beatísima que nos haga ver claro en un horizonte oscuro y nos lleve a hablar con precisión divina en un momento confuso, para que nos enseñe a hablar con audacia.”

No faltan voces que piden que nos hagamos los distraídos, que no miremos las crisis, que no hablemos, que esperemos. Sin embargo, el dramatismo del tiempo que vivimos nos pide que como Iglesia señalemos los riesgos de algunas decisiones de política económica que ignoran el precio concreto y dramático de su implementación: la vida de los pobres, el futuro de nuestros jóvenes, la situación de nuestros ancianos… Cuando hablamos, cuando decimos lo que sentimos, cuando pedimos rectificaciones en los planes económicos en acto, no estamos pensando ubicarnos en una u otra parte de la llamada grieta. Como Iglesia queremos estar de parte de los pobres y es con ellos que decimos nuestra verdad que desea ser siempre la verdad del Evangelio. Es nuestro modo de dar vida. Y de comprometernos con la transformación evangélica de la realidad.

  1. AÑO DEL CINCUENTENARIO DEL PASTOR

El próximo año, el 24 de agosto de 2018 se cumplirán cincuenta años del comienzo del ministerio pastoral de Mons. Angelelli en esta provincia de La Rioja. Mirando hacia atrás, la extraordinaria significación de ese acontecimiento para nuestra Iglesia particular no podemos sino advertir que marcó un momento de particular intensidad. Cercana la culminación del Vaticano II y el mismo día del comienzo de la Asamblea episcopal latinoamericana de Medellín, nos llegaba un Pastor de tierra adentro dispuesto a darlo todo por el Señor y por su Pueblo.

El camino de la evocación del cincuentenario invita a dar gracias a Dios por la ejemplaridad de su vida y por la elocuencia de su entrega, culminación de un ministerio vibrante de justicia y paz. En el contexto de la causa de canonización que recorre ahora su etapa romana en vistas a la declaración de martirio de nuestros cuatro testigos eclesiales, Carlos, Gabriel, Wenceslao y Enrique, les propongo en este día comenzar el AÑO DEL CINCUENTENARIO DEL MINISTERIO PASTORAL DE MONS. ANGELELLI, como una oportunidad para evocarlo con distintas acciones eclesiales que expresen nuestra voluntad de vivir y ser una Iglesia en salida, samaritana y misionera, Casa y Escuela de Comunión.

En el comienzo de este Año del Cincuentenario, la llamada del Papa Francisco a nuestro querido Padre Quique como Obispo Auxiliar de Santiago del Estero, constituye un momento feliz y fecundo de nuestra pobreza llamada a dar vida y a expresar la fraternidad de la comunión misionera de la Iglesia. Encomendamos al P. Quique al Señor. En su mochila de viaje, llevará la intensidad de esta experiencia eclesial, los años vividos como buen pastor en las parroquias de la diócesis a las que fue enviado por mis predecesores y por mí mismo. Querido Quique, tendrás en la memoria del corazón los paisajes y rostros de nuestra provincia, de sus cuatro puntos cardinales, de sus horizontes que invitan a desandar los caminos de la Luz. Desde su nueva presencia, Mons. Angelelli te estará desafiando con amor paterno: “¡Hay que seguir andando nomás!”

Que este Año sea para nosotros la oportunidad de profundizar en la Misericordia, la Justicia y la Paz, dones que el Señor nos ha confiado para vivir como hermanos “con pasión por el bien.”

 

La Rioja, 4 de agosto de 2017

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

Saludo a la Comunidad “Santo Domingo” de Pituil, Departamento de Famatina

SALUDO A LA COMUNIDAD DE LA CAPILLA “SANTO DOMINGO” DE PITUIL PARROQUIA “SAN PEDRO”, DEPARTAMENTO FAMATINA

EN EL COMIENZO DE LA NOVENA PATRONAL

 

Queridos hermanos,

Es una alegría para mí saludarlos en el comienzo de la Novena a su Santo Patrono, Santo Domingo de Guzmán, desde el próximo domingo 30 de julio.

Presidida por su Párroco, el Pbro. Omar Quinteros, con misa diaria a las 19 horas, dará inicio la solemne preparación para la Fiesta Patronal que será el 8 de agosto a las 11 hs. con la misa solemne y la tradicional procesión.

Los invito a participar con espíritu de fe y piadosa devoción como es tradición de esa querida comunidad y a no dejarse confundir con decisiones de naturaleza política. Ninguna autoridad civil puede modificar el santoral católico. Éste rige para toda la Iglesia desde 1969 y su determinación es absoluta potestad de la Iglesia. En ese Santoral, Santo Domingo de Guzmán se celebra el 8 de agosto, como he tenido ocasión de explicarles en 2014 a través de una específica carta pastoral.

Dios conceda a esa querida comunidad aquellos dones necesarios para fortalecer la comunión y la amistad social. Cristo, Hijo de Dios y Hermano de todos, así nos lo indica. Él es nuestra paz.

Los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

 

La Rioja, 28 de julio de 2017.-

+ Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

TINKUNACO DE LOS CATEQUISTAS – Padercitas, 20 de agosto, 11 hs.

TINKUNACO DE LOS CATEQUISTAS
Digan a la gente: “El Reino de Dios está cerca de Uds.” (Lc. 10,9)

Queridos hermanos catequistas,
Cada año nos gusta celebrar el día del Catequista con algún signo que nos reúna como comunidad testimonial ante la sociedad. La vocación del catequista es ciertamente un gran don porque es un llamado de Dios a anunciarlo a los hermanos y a asociarnos a su obra de amor a la que quiere convocar a todos los hombres.

Por una hermosa oportunidad que nos ofrece la Providencia, la conmemoración del Día del Catequista este año, coincide con el Tinkunaco de Padercitas, el día 20 de agosto. Se trata de una hermosa peregrinación y celebración que reúne en torno a las imágenes del Niño Alcalde y de San Francisco Solano, a los fieles de la Provincia de La Rioja que invaden fervorosamente las calles de la ciudad para encontrarse, caminar en oración y renovar su adhesión al Señor.

Por esta razón, invito a todos los catequistas a la celebración de la Eucaristía que tendrá lugar en Padercitas el domingo 20 a las 11 hs. En ella, renovaré el envío que hace de ellos colaboradores estrechos de mi ministerio episcopal y de la misión de sus párrocos. La misa será televisada y difundida también por los medios digitales con que cuenta la Provincia de modo que muchos hermanos nuestros, niños, jóvenes y sus familias, podrán unirse al envío catequístico de quienes los  animan y preparan en el camino de la fe.

Invito a todas las comunidades del interior a acompañarnos con el gesto de envío de sus catequistas a cargo de sus párrocos en la misa del mismo día domingo que juzguen más adecuada para convocar el mayor número de catequistas de todas las áreas.

Los saludo y bendigo en Cristo, Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 24 de julio de 2017.
Conmemoración litúrgica de San Francisco Solano

Publicado en Uncategorized