Mensaje en la despedida de los restos mortales de fray Nicolás Pugliese

 

Queridos hermanos,

Acompañamos con dolor y esperanza la partida de Fray Nicolás Pugliese OFM que se nos adelantó al encuentro del Padre. Nos deja un testimonio lleno de luz y entusiasmo por la vida, por la fe, por su Rioja amada.

Como les decía horas atrás: “Hace algunos años celebrábamos junto a él sus primeros cien años y lo veíamos agradecido con Dios y con la vida por todo lo que había recibido del Señor y de su Iglesia. Su simpatía hecha sonrisa, su locuaz alegría, su testimonio sacerdotal profundo y fiel, nos quedan en el corazón como una caricia de Dios.”

Quiero expresar mi cercanía paterna y mi gratitud a Dios, a la familia del P. Pugliese y a la comunidad franciscana, por este varón de Dios que honró la tierra riojana con su luminosa alegría, con su compromiso con la fe y nuestras tradiciones religiosas y riojanas.

Dios bendiga el eterno descanso del P. Pugliese como le decíamos con cariño, que lo reciba en sus brazos amorosos y le tenga en cuenta sus esfuerzos y entrega como franciscano y sacerdote.

Que el P. Pugliese interceda ante el Señor por nuestra Iglesia, para que surjan nuevas y santas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

Unidos fuertemente en Cristo, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor, los abrazo y bendigo.

La Rioja, 16 de junio de 2018.-

+ Padre Obispo Marcelo Daniel Colombo

Anuncios
Publicado en Uncategorized

RECONOCIMIENTO DEL MARTIRIO DE MONS. ANGELELLI, LOS PADRES MURIAS Y LONGUEVILLE Y EL LAICO WENCESLAO PEDERNERA

 

Circ. Nro. 24/2018

RECONOCIMIENTO DEL MARTIRIO DE MONS. ANGELELLI, LOS PADRES MURIAS Y LONGUEVILLE Y EL LAICO WENCESLAO PEDERNERA

Mis queridos hermanos,

Con gran alegría quiero comunicarles que el Santo Padre Francisco ha autorizado en estas horas la publicación del decreto que reconoce el martirio en odio de la fe, padecido por Mons. Enrique Angelelli, los padres Carlos Murias y Gabriel Longueville, y el laico Wenceslao Pedernera.

Cercanos los 50 años del comienzo del ministerio pastoral riojano de Mons. Angelelli, vivimos este importante paso en el camino hacia la próxima beatificación de nuestros mártires riojanos.

En sus palabras cálidas y paternales, al comunicarme esta hermosa novedad, el Santo Papa Francisco me animó a comenzar cuanto antes los trabajos preparatorios para la oportuna beatificación de Mons. Angelelli y sus compañeros mártires y me expresó su alegría que este próximo 4 de agosto en La Rioja tengamos esta hermosa noticia para celebrar la Vida que nos viene del Señor y que en Enrique, Carlos, Gabriel y Wenceslao fue entregada por amor a Dios y a los hombres.

Muy conmovido de poder darles este anuncio tan esperado, agradezco a Dios que nos ha permitido como diócesis y junto a los Frailes Franciscanos Conventuales, acompañar este proceso canónico que puso de relieve la nobleza de la entrega de nuestros mártires, testigos con su sangre del Reino de Dios.

En las próximas semanas podré comunicarles más detalles de la ceremonia de beatificación que compromete desde ya nuestra oración.

¡Dios bendiga a La Rioja y a su Iglesia! ¡Dios bendiga al pueblo riojano!

Los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor.

La Rioja, 8 de junio de 2018

Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

+Padre Obispo Marcelo Daniel Colombo

Publicado en Uncategorized

COLECTA NACIONAL DE CÁRITAS (9 y 10 de junio de 2018)

COLECTA NACIONAL DE CÁRITAS (9 y 10 de junio de 2018)

Queridos hermanos,

Una vez más, el Señor llama a las puertas de nuestro corazón fraterno y samaritano para tomar parte de su Caridad sensible y cercana a los más pobres de nuestras comunidades. Participar de la Colecta Nacional de Cáritas nos permite contribuir desde nuestra propia pobreza para que otros puedan tener lo indispensable para vivir dignamente. Ciertamente no podemos solucionar todos los problemas de nuestros hermanos más pobres pero los acompañamos con ese poquito nuestro que se suma al poquito de tantos otros que responden. Como les decía ayer en la homilía de la celebración de Corpus Christi:

“La semana próxima, la Iglesia en la Argentina celebra su compromiso de honor con la Caridad fraterna: la Colecta Anual de Cáritas. El lema de este año es La solidaridad empieza por dar. Cristo se hizo solidario de nosotros y se dio sin condiciones, sin exclusiones, sin límites. Hoy nos invita a dar y a darnos. Cada año Cáritas Argentina y específicamente entre nosotros, Cáritas La Rioja, prolonga a través de la generosa contribución de los fieles la solidaridad de Cristo que sigue haciendo el bien por medio nuestro. Les pido encarecidamente que en cada comunidad destinen a Caritas la colecta de las celebraciones de las misas del 9 y 10 de junio así como el obtenido a través de los sobres que se han venido distribuyendo. De la colecta, una parte va a Cáritas de la parroquia y sus capillas, otra parte a Cáritas diocesana para los proyectos de toda la diócesis y la tercera parte a Cáritas Argentina para el fortalecimiento de la solidaridad de la Iglesia en todo el país, que muchas veces nos ayuda y sostiene en nuestra propia fragilidad de Iglesia pobre.”

Les recomiendo la pronta rendición de las colectas para poder a nuestra vez remitir a Cáritas Diocesana y Cáritas Nacional. Son muchas las urgencias y dificultades que atraviesan los más pobres de nuestra Diócesis y de nuestro País. ¡No los hagamos esperar!

Los bendigo en nombre de Jesús, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 3 de junio de 2018

+Padre Obispo Marcelo Daniel Colombo

Publicado en Uncategorized

HOMILÍA EN LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA DE  LA SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO

HOMILÍA EN LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA DE 

LA SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO

Catedral y Santuario San Nicolás, La Rioja, 2 de junio de 2018

  1.  En torno a la Palabra.

Hoy celebramos la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, más conocida entre nosotros como el “Corpus Christi”. Cercana la celebración del Jueves Santo con el relato de la última cena de Jesús y la celebración de la pascua judía con sus discípulos, volvemos al mismo relato, tomado ahora de San Marcos.

Pasada la alegría pascual, en el llamado tiempo ordinario del ciclo litúrgico y en esta solemnidad, celebramos la significación de la Eucaristía en nuestra vida cristiana y la Presencia real del Señor Jesús en el pan y el vino eucarístico.  Las comunidades cristianas tuvieron desde los primeros tiempos una conciencia muy clara de esta presencia al reunirse para celebrar la Cena del Señor, alimentar su fe y fortalecerse para dar testimonio de Cristo, aún en medio de persecuciones.

Al paso del tiempo, se fueron desarrollando otras expresiones de fe en torno a la Presencia del Señor en el pan eucarístico, como la devoción al “Santísimo Sacramento”, reservado en los sagrarios de las Iglesias extendidas por el mundo, la Adoración al Santísimo Sacramento y las Procesiones eucarísticas entre otras. El pueblo cristiano celebra así la Presencia  del Señor Jesús que alienta y sostiene su vocación cristiana.

En la primera lectura, Moisés, al bajar del monte, presenta al Pueblo la experiencia vivida junto a Dios, comunicando las palabras de la Alianza, cuyo corazón es el Decálogo. La fiesta que celebra la ratificación de esa Alianza con Dios, en obediencia a la Palabra que los convocó, con la aspersión con la sangre de algunos novillos, anticipa la Nueva Alianza que sellará Jesús con la entrega de su propia sangre, signo de una vida derramada por amor a nosotros, para nuestro bien. Esa sangre martirial de Cristo nos ha ganado la libertad, por eso la alzamos como Copa de Salvación, como fuente de vida.

En la segunda lectura, el autor de la carta a los Hebreos nos enseña que los sacrificios de la Antigua Alianza han sido superados por el sacrificio de Cristo que nos entrega su vida y de una vez, y para siempre cancela nuestra muerte. El Padre no pedirá más sacrificios. Nos entrega a su propio Hijo para enseñarnos cuánto nos ama, cuánto quiere nuestro bien.

En el Evangelio, Jesús abre su corazón a los discípulos y, al modo de un testamento les anuncia que no beberá del fruto de la vid hasta que beba el vino nuevo en el Reino de Dios. Los invita a tomar y comer su Cuerpo y su Sangre; así, a ellos como a nosotros hoy, nos propone unirnos a Él en la totalidad de su ser para que podamos decir también nosotros, como el Apóstol Pablo: “Ya no soy yo, es Cristo quien vive en mí.” Así lo entendieron los discípulos, testigos de su Resurrección que asumieron todas las consecuencias de la Pascua de Cristo y se entregaron ellos mismos al precio de la propia sangre.

2. La Palabra nos invita a la Eucaristía.

Aquél que nos convoca a ser su Pueblo, nos ha proclamado solemne e irrevocablemente su Palabra, para comunicarnos nuestra pertenencia más honda, para expresarnos toda la Vida que dimana de su Amor. La Alianza todavía imperfecta de aquel Pueblo peregrino en el desierto, apenas superada la esclavitud y la opresión, alcanza en Cristo la plenitud indeleble de su entrega generosa. Ninguna opresión, ninguna esclavitud, ninguna tribulación podrá jamás apagar jamás la firme ratificación de su Palabra: “Éste es mi Cuerpo… Ésta es mi Sangre…” Nunca más la separación entre el hombre y Dios. Cristo con su entrega nos habla de una comunión con Él, para siempre.

Celebrar esa Palabra, proclamarla a tiempo y a destiempo para iluminar toda la vida de hombres y pueblos con el testimonio de la entrega de Cristo, constituye nuestra misión de cristianos. Así entendemos significarlo con la institución como ministros lectores, de un nutrido grupo de hombres de nuestra comunidad. Hoy recibirán la Palabra, y con Ella, la misión de celebrarla en su vida personal, familiar y comunitaria. La Palabra nos permite vislumbrar la meta, reconocer los compañeros de camino, celebrar la Vida que de ella brota, ratificada por la entrega de Cristo, con su Cuerpo y su Sangre.

Deseo fervientemente que estos hermanos nuestros que hoy son constituidos lectores, sean hombres de la Palabra, se animen a fundar en Ella, el servicio que prestarán en sus comunidades. Nunca sustituyan el inagotable tesoro de la Palabra de Dios con textos y expresiones devocionales humanas, muchas veces relativas y frágiles. Partan de la Palabra, como la proclamó el Señor, como la enseña la Iglesia en su Magisterio, como la ha vivido a lo largo de los siglos en su más genuina Tradición asistida por el Espíritu Santo, como la celebran y comparten hoy numerosas y pequeñas comunidades eclesiales a lo largo y ancho del mundo. ¡Sean Hombres de la Palabra para la Vida de esta Iglesia particular peregrina en La Rioja!  Gracias por su sí, por el de sus familias, para profundizar desde la Palabra sus huellas en el camino hacia el Diaconado.

 3. La Eucaristía nos alimenta para ir al encuentro de los hermanos. 

Cuando nos acercamos a la Eucaristía, iluminados por la Palabra que nos hace entrar en la misteriosa Presencia de Aquél que nos amó primero, como los discípulos de Emaús podemos reconocerlo y entender su llamado y el envío misionero para anunciarlo a todos los hombres, a todos los tiempos.

Ese Pan nos compromete. Ese Pan, lejos de ser el premio de los perfectos, se revela con fuerza el Pan del peregrino, el Pan de los hermanos que no pueden sino desearlo para todos, el Pan que nos invita a la solidaridad y el compartir fraterno en consecuencia.

La semana próxima, la Iglesia en la Argentina celebra su compromiso de honor con la Caridad fraterna: la Colecta Anual de Cáritas. El lema de este año es La solidaridad empieza por dar. Cristo se hizo solidario de nosotros y se dio sin condiciones, sin exclusiones, sin límites. Hoy nos invita a dar y a darnos. Cada año Cáritas Argentina y específicamente entre nosotros, Cáritas La Rioja, prolonga a través de la generosa contribución de los fieles la solidaridad de Cristo que sigue haciendo el bien por medio nuestro. Les pido encarecidamente que en cada comunidad destinen a Caritas la colecta de las celebraciones de las misas del 9 y 10 de junio así como el obtenido a través de los sobres que se han venido distribuyendo. De la colecta, una parte va a Cáritas de la parroquia y sus capillas, otra parte a Cáritas diocesana para los proyectos de toda la diócesis y la tercera parte a Cáritas Argentina para el fortalecimiento de la solidaridad de la Iglesia en todo el país, que muchas veces nos ayuda y sostiene en nuestra propia fragilidad de Iglesia pobre.

Queridos hermanos,

¡Feliz Fiesta de Corpus! ¡Feliz encuentro con el Señor que se deja conocer por su Palabra y nos alimenta con su Cuerpo y su Sangre entregados por amor! Acompañemos la alegría de nuestras comunidades que ven a algunos de sus hermanos adelantarse en el camino de la formación para el Diaconado, empezando por la Palabra a través del ministerio del Lectorado. Seamos consecuentes con este Pan partido para la Vida del mundo que nos invita a dar de comer para que a nadie le falte lo necesario en su dignidad de hijos de Dios. Contribuyamos generosa y decididamente a la Colecta de Cáritas la próxima semana.

Que María, Madre de la Iglesia, Nuestra Señora del Valle nos afiance en el camino discipular de la Palabra para vivir perseverantes el testimonio fraterno de la solidaridad.

+Padre Obispo Marcelo Daniel Colombo

Publicado en Uncategorized

AGENDA DIOCESANA PARA LOS PRÓXIMOS MESES

PRÓXIMOS COMPROMISOS PASTORALES Y CELEBRACIONES DIOCESANAS

Queridos hermanos,

En el día de ayer nos hemos reunido con el Consejo Presbiteral y entre todos pudimos terminar de definir y confirmar algunos compromisos pastorales y las celebraciones diocesanas para los próximos meses, en particular relacionada con las celebraciones de los Testigos de la Fe de la Iglesia riojana en el marco del 50° aniversario del ministerio episcopal en La Rioja de Mons. Angelelli.

Acompaño en apéndice, el elenco de encuentros. Ciertamente no está toda la intensa vida pastoral de nuestras distintas comunidades con sus fiestas patronales, incluida la visita pastoral al Decanato Norte que tendrá lugar precisamente en los meses de junio y agosto. Pero hemos querido señalar con claridad algunos acontecimientos y encuentros muy específicos de este año a fin de que puedan agendar con suficiente antelación.

Los saludo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor.

La Rioja, 17 de mayo de 2018.-

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

J U N I O

Sábado 2 de junio, 8 hs.: Jornada eucarística juvenil en el Colegio Sagrado Corazón. Organiza Pastoral Juvenil.  

Sábado 2 de junio, 17 hs.: Corpus Christi. Celebración Eucarística en Catedral y procesión Plaza 25 de Mayo. Institución como Lectores de los candidatos al diaconado permanente.

Domingo 3 de junio, 19 hs.: En Chepes, despedida diocesana de las hnas. Josefinas e institución como Acólito del seminarista Lucas Santiago Barroso.

Viernes 15, de 19.00 a 21.00 hs.: Charla del Hno Ariel Fresia sdb sobre “Sínodo 2018: Los jóvenes hablan a las iglesias”. Lugar: Convento Santo Domingo.

Sábado 16, de 08.00 a 10.00 hs.: Charla del Hno. Ariel Fresia sdb “Hacia un proyecto diocesano de pastoral” Lugar: Convento Santo Domingo.

  • de 19.00 a 21.00 hs.: Charla del Hno Ariel Fresia sdb sobre “Sínodo 2018: Los jóvenes hablan a las iglesias” Segunda parte. Lugar: Convento Santo Domingo.

Viernes 22 a Domingo 24: Encuentro regional de Caritas del NOA. Lugar: Casa Tinkunaco.

 

J U L I O

Domingo 1: Celebración diocesana de la aureolización de San Nicolás. En la tarde (horario a confirmar), procesión y misa.

Miércoles 18, todo el día: Memoria de Gabriel y Carlos. Oración en el cementerio de Chamical, procesión juvenil y misa en Bajo de Lucas.

Sábado 28, 9 hs.: Memoria de Wenceslao. Encuentro-taller y celebración de la Misa en Sañogasta

Lunes 30, 17.00 hs.: Encuentro de Religiosos. Momento de Oración y Memoria agradecida.

– 19.00 a 21.00 hs.: Charla del R.P. Luis Coscia OFM Cap., abierta a agentes pastorales en general y laicos asociados a los carismas de las familias religiosas: “A 50 años de Medellín y del inicio de servicio pastoral de Angelelli en La Rioja. Claves para la pastoral y la espiritualidad eclesial de nuestro tiempo.” Lugar: Colegio Sagrado Corazón

Martes 31, de 19.00 a 21.00 hs.: Encuentro de Religiosas/os y laicos asociados a sus carismas y agentes pastorales en general. Presentación: P. Roberto Queirolo. Compartimos testimonio de distintas religiosas y religiosos que actuaron en tiempos de Mons. Angelelli. Lugar: Colegio Sagrado Corazón

 

A G O S T O

Miércoles 1, 19 hs.: Momento de Oración. Lugar: Casa Angelelli, Barrio Difunta Correa

Jueves 2, 19 hs.: Momento de Oración. Lugar Casa Angelelli, Barrio Difunta Correa

Viernes 3, 19 hs.: Vigilia en Memoria de Mons. Angelelli (Misa y Fogón). Lugar: Casa Angelelli, B° Difunta Correa.

Sábado 4, en horas de la tarde: Peregrinación desde el Algarrobo Navideño de la Av. Angelelli y Misa en Catedral.

Domingo 5, 9 hs.: Peregrinación y Misa en Punta de los Llanos. Lugar: Paraje El Pastor

Domingo 12, por la mañana: Procesión desde San Francisco y hacia Padercitas, Tinkunaco de invierno con las sagradas imágenes del Niño Alcalde y S. Francisco Solano.

Jueves 23, 20.00 hs.: Conferencia “Medellín” de Oscar Beozzo (teólogo e historiador de la Iglesia). Lugar: UNLaR

Viernes 24,  de 9.00 a 12.00 hs. y de 16.00 a 19.00 hs Encuentro CEBs con Oscar Beozzo. Lugar: Tinkunaco

– 20.00 hs Misa en Catedral: Celebramos el 50° aniversario de Medellín y el ministerio pastoral en La Rioja, de Mons. Angelelli.

Sábado 25, todo el día: Peregrinación diocesana de Cebs a Punta de los Llanos  y Encuentro con Oscar Beozzo. Lugar: Paraje El Pastor.

Domingo 26, 11 hs.: Celebración diocesana del 10° aniversario de la Fazenda Esperanza. Lugar: Fazenda, Duraznillo, La Rioja.

Publicado en Uncategorized

CARTA PASTORAL DE PENTECOSTÉS – “ALÉGRENSE Y REGOCÍJENSE”

CARTA PASTORAL DE PENTECOSTÉS

“Alégrense y regocíjense”  (Mt 5,12)

 

Queridos hermanos,

En Pentecostés experimentamos la confianza de Dios que nos envía a anunciarlo a los hermanos. No sólo evocamos a aquel puñado de hombres encerrados por temor y que recibieron el Espíritu de Dios para llevar la Buena Nueva del Reino a todos los pueblos en los primeros tiempos; hoy a nosotros el Señor nos alienta a la santidad para hacer de la Iglesia, entre todos, una comunidad abierta a los desafíos humanos, iluminada con el testimonio de Cristo resucitado.

1.- Llamados a la santidad

En la reciente exhortación apostólica “Alégrense y regocíjense” (Gaudete et Exultate), el Papa Francisco nos ofrece el ideal de santidad cristiana con todas sus exigencias: “Mi humilde objetivo es hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades. Porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió «para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor» (Ef. 1,4).”  (Gaudete et Exultate, n. 2).

Francisco nos recuerda la enseñanza conciliar sobre el llamado a la santidad: Todos los fieles, cristianos, de cualquier condición y estado, fortalecidos con tantos y tan poderosos medios de salvación, son llamados por el Señor, cada uno por su camino, a la perfección de aquella santidad con la que es perfecto el mismo Padre.” (Lumen Gentium, n. 11).

Así fue la respuesta de los santos, los proclamados como tales por la Iglesia, y aquellos otros, muchas veces cercanos a nosotros, que el Papa llama los santos de “la puerta de al lado” (cfr. Gaudete et Exultate, n. 7), “los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo (…)”

El Papa nos enseña una vez más que es necesario asumir nuestra vida como una misión que le da todo su sentido. En la oración y el discernimiento espiritual, el diálogo personal con el Señor es imprescindible “Tú también necesitas concebir la totalidad de tu vida como una misión. Inténtalo escuchando a Dios en la oración y reconociendo los signos que él te da. Pregúntale siempre al Espíritu qué espera Jesús de ti en cada momento de tu existencia y en cada opción que debas tomar, para discernir el lugar que eso ocupa en tu propia misión. Y permítele que forje en ti ese misterio personal que refleje a Jesucristo en el mundo de hoy (…) Déjate transformar, déjate renovar por el Espíritu, para que eso sea posible, y así tu preciosa misión no se malogrará. El Señor la cumplirá también en medio de tus errores y malos momentos, con tal que no abandones el camino del amor y estés siempre abierto a su acción sobrenatural que purifica e ilumina.” (Gaudete et Exultate, nn. 23-24).

De esa comprensión fundamental de nuestra vida como misión, se sigue la necesidad de concretarla en nuestra respuesta personal, en el conjunto de nuestros actos y opciones, sin escatimar esfuerzos y riesgos, asumiendo nuestra identificación con Cristo, el Señor: Como no puedes entender a Cristo sin el reino que Él vino a traer, tu propia misión es inseparable de la construcción de ese reino (…) Tu identificación con Cristo y sus deseos, implica el empeño por construir, con él, ese reino de amor, justicia y paz para todos. Cristo mismo quiere vivirlo contigo, en todos los esfuerzos o renuncias que implique, y también en las alegrías y en la fecundidad que te ofrezca. Por lo tanto, no te santificarás sin entregarte en cuerpo y alma para dar lo mejor de ti en ese empeño.” (Gaudete et Exultate, n. 25)

 

2.- En una Iglesia sinodal.

Con el deseo de vivir esa santidad concreta y visiblemente, los cristianos, pastores y fieles, conformamos la Iglesia, llamada a ser fermento en la masa, sal de la tierra y luz del mundo, comunidad de discípulos-misioneros que seguimos a Cristo caminando juntos (“sínodo”).

Nos enseña Francisco: “El mundo en el que vivimos, y que estamos llamados a amar y servir también en sus contradicciones, exige de la Iglesia el fortalecimiento de las sinergias en todos los ámbitos de su misión. Precisamente el camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio.” (Francisco, Discurso en la conmemoración del 50° aniversario del Sínodo de Obispos, 17.05.2017)

En el camino creciente de una Iglesia sinodal, nuestro estilo de vida eclesial y nuestras propias estructuras pastorales deben reflejar esa comunión en la misión para que, impulsados por el Espíritu Santo, anunciemos a Jesucristo y sirvamos a los hermanos a partir de la escucha atenta de la Palabra de Dios, el discernimiento de los signos de los tiempos y la puesta en común de miradas y criterios, animados por la responsabilidad de quien ejerce con caridad el servicio de la autoridad.

Por eso pido especialmente a los párrocos, la consulta y el fortalecimiento de los Consejos Pastorales allí donde están funcionando o su constitución y convocatoria donde aún no hubieran surgido hasta ahora. Las reuniones y actividades de un Consejo de Pastoral van más allá de la organización de la novena parroquial o los compromisos celebrativos de un tiempo litúrgico. Tampoco es una mera comisión pro templo, cuya función se limita a edificar o mantener estructuras materiales. En cambio, un Consejo de Pastoral es una caja de resonancia de toda la vida de la comunidad, de las familias y los distintos estados de vida, de los grupos y actividades que la integran. Hace memoria permanente del camino recorrido y se propone el itinerario de la fidelidad al Plan de Dios para esa comunidad, en sintonía vital con toda la Iglesia, universal y diocesana.

Esta dimensión sinodal de la Iglesia debe hacerse visible también en los decanatos, los consejos y las comisiones diocesanas. Veo con alegría, entre nosotros, el fortalecimiento de las reuniones ampliadas de los Decanatos, donde con la participación de sacerdotes, laicos y consagrados, se van dando pasos de una gran riqueza eclesial.

La reciente Asamblea diocesana de Cáritas de tan nutrida y valiosa participación, las constantes reuniones y asambleas de la Pastoral Juvenil diocesana tan perseverante y creativa, y los encuentros de la Mesa de Pastoral Social presente en distintos campos de nuestra realidad, nos hacen ver la posibilidad concreta de caminar juntos y profundizar la eficacia testimonial de una Iglesia en salida.

El Consejo Presbiteral y el Consejo Diocesano de Pastoral son un don muy importante para mi servicio como pastor de la Iglesia diocesana. Valoro la participación de sus miembros que muchas veces deben trasladarse con gran sacrificio por la distancia o postergar importantes ocupaciones, para aportar con las observaciones y experiencias de sus comunidades de origen a la edificación de esta Casa de los hermanos que es nuestra Iglesia diocesana.

 

 Mis queridos hermanos,

El próximo sábado 2 de junio celebraremos en horas de la tarde, en el centro de nuestra ciudad la solemnidad de Corpus Christi. En ese contexto celebrativo tan significativo, instituiré lectores, es decir ministros al servicio de la Palabra en la edificación de la comunidad, a los miembros de la Escuela de Diáconos Permanentes “Wenceslao Pedernera”, que están formándose precisamente en vistas al diaconado permanente. Es una verdadera alegría que podamos dar este paso que consolida la experiencia discipular para este ministerio que enriquecerá nuestra Iglesia diocesana en algunos años.

Que Pentecostés nos fortalezca en el camino de la santidad para ser testigos de Cristo en este momento concreto de la historia que nos ha confiado.

Los abrazo y bendigo en nombre de Jesús, el buen Pastor, encomendándolos al cuidado de nuestra Madre Santísima del Valle.

La Rioja, 14 de abril de 2018

Fiesta de San Matías, apóstol.

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

Publicado en Uncategorized

VALE TODA VIDA

#

Circ. Nro. 19/2018

UNIDOS A FAVOR DE LA VIDA

Queridos hermanos,

Junto a distintas comunidades cristianas, confesiones religiosas y organizaciones sociales y políticas, participaremos el próximo 20 de mayo a partir de las 17 hs. en la Plaza 25 de Mayo, de un Encuentro por la Vida.

Tendremos así una nueva oportunidad de expresar nuestra adhesión incondicional al Evangelio de la Vida que nos pide cuidar y promover toda vida, cada vida, todas las vidas desde la concepción en el seno materno hasta su muerte natural.

Tratándose del día de La Rioja no faltarán una taza de chocolate y algún número musical que nos indiquen el camino de la alegría y de la fiesta para decir que VALE TODA VIDA.

Acompaño además, un material especialmente preparado por la Conferencia Episcopal para utilizar en este tiempo en que nuestra oración unánime por la vida nos pide encontrarnos y celebrarla, sea en la liturgia de Corpus Christi como en otras celebraciones convocadas al efecto. Les encomiendo su empleo y divulgación en las distintas capillas y comunidades.

Los saludo con afecto en el Señor, nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor. Que nuestra Madre Santísima los cuide con su ternura de Madre de Dios y de todos los hombres.

La Rioja, 11 de mayo de 2018.-

                                                     +Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

Oración por la vida

(Para rezar al final de la misa, desde el domingo de la Ascensión del Señor hasta el domingo de la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo).

María,
aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Madre, el número inmenso
de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas
de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia
o de una presunta piedad.

Haz que quienes creemos en tu Hijo
sepamos anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzanos la gracia de acogerlo
como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud
durante toda nuestra existencia
y la valentía de testimoniarlo
con solícita constancia, para construir,
junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.

Amén.

San Juan Pablo II. 25 de marzo de 1995.

 

Publicado en Uncategorized