Mensaje del Obispo de La Rioja a la Asamblea Universitaria en el marco de la asunción de las nuevas autoridades de la UNLAR (16-10-2013)

2013 Asunción autoridades UNLAR

Jesús los llamó y les dijo: «Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser vendido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud»

  Evangelio de Mateo 20, 25-28

Queridos hermanos y hermanas,

Acabo de regresar de la celebración de la asunción de las nuevas autoridades de la UNLAR. Con Uds. recé para pedir a Dios acompañe esta nueva etapa que se inicia. El evangelio que les propuse y que ahora les cito más arriba, nos presenta a Jesús enseñando que la verdadera naturaleza de la autoridad está en el servicio y respaldando sus palabras con la propia vida: Él vino a servir y dar su vida por nosotros.  Quien tiene la autoridad, quien conduce, sabe que esa responsabilidad implica un genuino servicio al conjunto de personas a su cargo. Lejos del propio interés, más allá de la propia persona, toda autoridad implica dar la vida y se tiene que ejercer en vistas al bien común, sin mezquindades ni mesianismos.

Nuestra sociedad ha sido testigo en este último tiempo del reclamo de cambio de la comunidad universitaria. Las sucesivas marchas y la nutrida participación de nuestro pueblo han convalidado esta lucha. Nuestra universidad está llamada a traducir esta experiencia en un modo nuevo de ser de sus estructuras y servicios, donde el diálogo y los consensos se construyan escuchando todas las voces, sumando a todos los sectores que intervienen en su dinamismo interno, respetando el lugar de todos y de cada uno, valorando la excelencia académica y el esfuerzo de todos los estamentos que la componen.

Dios guíe los pasos de la nueva conducción universitaria y la vida de la entera comunidad de estudios. Que esta etapa que hoy se inicia sea signo de un tiempo nuevo, de una plenitud que extienda sus frutos a la convivencia democrática de nuestra sociedad. Gracias a Uds. por todo lo que han trabajado para que así fuera.

En la ciudad de La Rioja, a los dieciséis días del mes de octubre del año dos mil y trece.

                                                                                                             

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de la Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.