PRESENTACIÓN DE LA EXHORTACIÓN APOSTÓLICA “LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO” DEL PAPA FRANCISCO

                             María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi salvador.    Lucas 1, 46-47

                                       en el surco

Queridos hermanos y hermanas,

            En la conclusión del Año de la Fe, el Papa Francisco entregó a toda la Iglesia la Exhortación Apostólica Post Sinodal “La alegría del Evangelio”. Del 7 al 28 de octubre de 2012 se celebró el Sínodo de los Obispos sobre el tema La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana. Como Uds. saben, una exhortación apostólica postsinodal une a los aportes del sínodo, llamados proposiciones sinodales, la definición de conjunto que le imprime el Santo Padre como pastor y maestro de la Iglesia universal.

Les presento este documento que nos invita con sencillez y entusiasmo a hacernos servidores de la Evangelización. Su lectura completa nos permite percibir en cada párrafo, la mirada pastoral que el Papa Francisco ha querido comunicar a la Iglesia y que implica para nosotros, todos, una convocatoria que no podemos desconocer ni postergar.

En las puertas del Adviento, el Papa Francisco nos llama a renovar nuestro encuentro con Jesucristo que siempre nos saca de posibles ensimismamientos egoístas para ir a los hermanos, especialmente los más pobres. La alegre misión de evangelizar de los cristianos requiere una espiritualidad, un conjunto de disposiciones que nos acerquen a todas las situaciones humanas con un corazón servidor y despojado de prejuicios.

El Papa aborda la temática de la Evangelización partiendo de la necesaria conversión en clave misionera, de nuestras estructuras eclesiales. Se trata de una tarea imprescindible y permanente que nos posibilite llegar a iluminar con el Evangelio las distintas realidades personales y sociales en un contexto de creciente complejidad, que lejos de amedrentarnos, constituye una maravillosa oportunidad para la entrega fiel de nuestro don: Jesucristo.

Propongo a los párrocos y responsables de comunidades religiosas y de base, que organicen en la medida de sus posibilidades, algún espacio para reflexionar este documento del Papa Francisco. Pienso que para los consejos pastorales o los distintos servicios de coordinación de cáritas o catequesis o de liturgia de parroquias y comunidades, La alegría del Evangelio dará lugar a una riquísima preparación en el clima del Adviento. La organización del texto permite seleccionar un capítulo o inclusive algunos párrafos que constituyen un tema y abordarlos pedagógicamente con nuestros colaboradores. Sé que la creatividad generosa y la experiencia pastoral de todos Uds. les ayudarán a encontrar el mejor modo de presentar la invitación que nos hace Francisco. ¡Gracias de antemano por este esfuerzo al final del año!

En la Novena de preparación a nuestro Tinkunaco, trataremos de presentar los distintos temas de la Exhortación, para que enmarquen nuestra celebración en el contexto del gran Tinkunaco de nuestras vidas: el encuentro renovado y permanente con el Señor y con los hermanos.

Seguramente durante el próximo año podremos ofrecer algunos ámbitos diocesanos de reflexión para incorporar los contenidos de La alegría del Evangelio en nuestros distintos servicios. Multiplicar esta propuesta de manera sencilla y pedagógica nos pondrá en sintonía con una Iglesia que se hace disponible a todos para permitir el Encuentro con Jesucristo.

Los abrazo y bendigo en el Señor Jesús, el buen Pastor que viene.

La Rioja, 27 de noviembre de 2013.-

 + Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.