Saludo de Navidad del P. Obispo Marcelo a todos los riojanos

Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría, y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje  (Mateo 1, 10-11)

                                                 Hermosa navidad

Mis queridos hermanos,

Les escribo estas líneas para saludarlos en ocasión de la Navidad. Realmente estoy feliz de que celebremos juntos la venida del Señor a nuestra carne: Se hace uno de nosotros para salvarnos, para hacernos uno en Él y tomar de su fragilidad de niño pequeño, la fortaleza que necesitamos para ser fieles, para amar y servir.

La Navidad siempre expresa la voluntad de Dios de venir a nuestras vidas para quedarse en ellas, para hacernos su familia, para darnos  nuestra identidad más profunda de hijos en su Hijo Jesús.

Les deseo que pasen una Feliz Navidad, que puedan celebrarla en sus comunidades compartiendo la alegría de ser hermanos, y en sus casas, reencontrando a familiares y amigos, vibrando en cada visita, en cada encuentro, en cada diálogo. Ojalá la mesa navideña en familia, se pueble de momentos ricos e intensos de vida entregada en el clima que asegura el amor de Dios.

Un saludo particular quiero hacerle llegar a los desesperanzados, los que tienen en su corazón una tristeza que los embarga, los que padecen una enfermedad irreversible, los que caminan entre angustias y zozobras, espirituales o materiales. Cristo nace para vos, viene a tu corazón y está dispuesto a habitarlo para renovarte, para iluminarte de una esperanza que no defrauda y para asegurarte que la vida vale solamente si Él está en vos. Nadie puede apartarnos de ese amor grande y fuerte de Jesús. Animáte, abríle el corazón, ponéle el pesebre de tu propia vida. ¡Y vivirás!

¡Feliz Navidad queridos riojanos! Nuestro niño de Belén nos traiga la paz y aquella luz imprescindible para vivir.

La Rioja, 19 de diciembre de 2013.

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.