SALUDO A LAS MADRES EN SU DÍA

Virgen Madre

 

“Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lucas 1,28)

Queridas Madres,

Como obispo de La Rioja, tengo la alegría de escribirles estas palabras en el Día de la Madre, uniéndome a todos los hijos que, agradecidos, celebramos el gran don de Dios que son Uds.

La gracia de la maternidad, verdadero regalo del Señor, es para todos los hombres una fuerte invitación a reconocerlo en el origen de la vida donde las madres son asociadas a su proyecto de amor.

En este día en el cual seguramente se encontrarán con sus hijos en torno a la mesa familiar o con el matecito por medio, quiero llegar hasta Uds. para alentarlas a que sigan sosteniendo con su testimonio, la vivencia de los valores evangélicos que nos propone Jesús.

Con su entrega abnegada y permanente, las madres son signo del Reino de Dios entre nosotros. Siempre serán nuestras madres porque la misión que el Señor les confió no tiene fecha de vencimiento. Para vivirla en plenitud, Dios las hizo capaces de un amor extraordinario, corajudo y fiel. No importan nuestra edad, la gravedad de nuestros errores, o la fragilidad de nuestra respuesta. Uds. siempre estarán allí, jugándose enteras para recuperarnos del mal paso dado,  de la palabra ofensiva o del disgusto causado.

En este mensaje quiero unirme especialmente a las madres que, por distintos motivos, han perdido en este tiempo a sus hijos. La pena que atraviesa sus corazones las une fuertemente a la Virgen dolorosa de pie junto a la Cruz. Que puedan Uds. atravesar esos días duros y difíciles, llevadas de la  mano fuerte y compañera de María de Belén y del Calvario, con el consuelo y la esperanza puesta en Dios.

Queridas mamás, ¡Feliz día de  la Madre! Con un abrazo fuerte, las bendigo y saludo afectuosamente en el Señor y su Madre Santísima.

La Rioja, 15 de octubre de 2014

+ Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.