ESTAMOS CON VOS – ORACIÓN ANTE EL CRISTO DE LA HERMANDAD

Oración ante el Cristo de la Hermandad

      En el marco de la Eucaristía, presidida por el Padre Obispo Marcelo Colombo, ante la comunidad reunida, luego de la homilía, el Obispo dirigió estas palabras en forma de Oración a la imagen yacente del Cristo de la Hermandad, recientemente caída de su Cruz.

   Jesús, Cristo de la Hermandad y Señor del Yacampis, has querido abrazar nuestra tierra riojana con todo el peso de tu amor crucificado. El estrépito de tu caída acalla nuestras palabras vacías para llenarnos con la elocuencia de tu entrega.

   Allá en tu tierra natal, hace casi dos mil años, has querido cargar de una vez y para siempre, nuestros pecados, indiferencias, vacilaciones y ambigüedades. Y hoy nos lo recuerdas con todo el vigor de este gesto.

   Antes habías llorado por tu ciudad, Jerusalén, que no quería reconocer tu venida y te perseguía, enfrascada en los juegos políticos y leguleyos de sus dirigentes alejados de los dolores de los pobres, que te repartiría entre Herodes y Pilatos, después de aclamarte un día como Rey y Señor, para días más tarde, escupirte, ultrajarte y lacerar tu cuerpo, como a un ladrón.

   Hoy estamos con vos. Y te contemplamos, conscientes del compromiso que esto encierra. No queremos quedarnos en una mirada piadosa pero religiosamente estéril de tu impulso y decisión de dar Vida y Vida en abundancia.

   Yacente en los brazos de nuestra tierra riojana, nos invitas a elegirte, a hacerte definitivamente nuestro, a trascender el llanto y la pasividad para consolar al hermano, salir al encuentro de quienes caminan en las sombras de las adicciones y de los que no logran vislumbrar un mañana porque el hoy los agobia y aplasta…

   Las distintas formas de violencia instaladas en nuestra sociedad nos hacen extranjeros en nuestra propia casa. Y vos la abrazás para que no escapemos, para que la hagamos nuestra, para que salgamos de nuestros desencuentros y la habitemos, para que sea Tierra de Dios y de todos y cada uno de los riojanos.

    En este Tinkunaco tuyo con nuestra tierra riojana, no queremos dejarte solo Señor. Estamos con vos, para resucitar en cada nuevo amanecer, para salir del fracaso de la soledad y el individualismo, para mirar limpiamente a los demás, buscando el bien del hermano, del vecino, del lejano, para trabajar y ganar honestamente el sustento con nuestro propio esfuerzo y para ser verdaderamente libres.

    Resucítanos con tu amor corajudo y fiel. Danos la audacia perseverante de buscar la Vida, la Verdad, la Justicia, la Libertad, la Fraternidad y en ellas a tu Reino Señor, a Vos mismo. Para no dejarte nunca más.

 

En la Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja, el 25 de marzo de 2015.

 

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.