MENSAJE A LA COMUNIDAD EN EL DÍA DE LA RIOJA


Queridos hermanos,

En un nuevo día de La Rioja, deseo llegar a Uds. con el saludo afectuoso de padre y pastor, para abrazarlos y desearnos que el desafío de construir la unidad de todos los riojanos prevalezca sobre lo que nos divide o enfrenta. En este año, la prosecución de la Causa que investiga el martirio de Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville y Wenceslao Pedernera me lleva a Roma, lejos geográficamente de nuestra querida provincia. Ellos y nuestro querido Mons. Angelelli amaron mucho a La Rioja y vinieron aquí a darlo todo de sí, hasta la propia sangre, para que se manifestara entre nosotros la Vida en abundancia que nos ha comunicado Jesús de Nazaret.

El año 2015 de fuerte impronta electoral nos debe hacer pensar en la necesidad de crecer en diálogo para procurar con todas nuestras energías aquella imprescindible calidad democrática de las instituciones. Dios nos llama a involucrarnos para ser partícipes y protagonistas de una cultura del encuentro en nuestra provincia.

A los dirigentes, especialmente a los candidatos, les reitero con todo respeto mis palabras al comenzar el año, en la Fiesta de San Nicolás:

“(…) les pido a quienes vayan a presentarse para conducir los destinos de nuestra comunidad política, que primeramente escuchen con el corazón, que se dejen interpelar por la vida real de nuestra gente, que se animen a buscar entender con todas sus energías aquellos aspectos muchas veces silenciados de la vida del pueblo, en las ciudades con sus barrios y nuevos asentamientos, en las sierras y montañas, en los llanos. No desde los diagnósticos recurrentes de estadísticas muchas veces de extrema complejidad y lejanía de la vida, sino por el contacto personal e indispensable con el riojano real de hoy, con el vecino, con el usuario de servicios públicos, con el destinatario primero de las medidas que vayan a gobernarlo en justicia y dignidad.”

A todos los riojanos y riojanas, los saludo con afecto, bendiciéndolos de parte del Señor Jesús, Niño Alcalde y Buen Pastor, augurándoles la feliz intercesión de San Nicolás.

La Rioja, 18 de mayo de 2015.-
+ Marcelo Daniel Colombo. Padre Obispo de La Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.