SALUDO A LOS CATEQUISTAS EN SU MES E INVITACIÓN A CELEBRAR EL DÍA DEL CATEQUISTA

2014 Año Cateq Chepes 6

Circ. Nro. 28/2015

 A los párrocos y responsables de comunidades de vida consagrada.

A los seminaristas y quienes se forman para el diaconado permanente.

A los directivos de los colegios católicos.

 

Mis queridos hermanos,

Agosto nos ofrece la posibilidad de celebrar la vocación del catequista. Cada año, el 21 de agosto, evocando a San Pío X, el Papa catequista, festejamos a quienes trabajan en cada comunidad para extender el Reino de Dios, en comunión con sus pastores y cercanía afectuosa de todos los que desean conocer al Señor. Así, la misión del catequista, que parte del encuentro con el Señor que nos llama,  consiste en compartir gratuitamente y de corazón, la fe que el Señor nos ha regalado como un don para vivir y ser felices.

“La catequesis es un pilar maestro para la educación de la fe y hacen falta buenos catequistas. Gracias por este servicio a la Iglesia y en la Iglesia. Aunque a veces pueda ser difícil, se trabaje mucho, con mucho empeño, y no se vean los resultados deseados, educar en la fe es hermoso. Es, quizás, la mejor herencia que podemos dejar: la fe. Educar en la fe, para hacerla crecer. Ayudar a niños, muchachos, jóvenes y adultos a conocer y amar cada vez más al Señor, es una de las más bellas aventuras educativas: se construye la Iglesia. «Ser» catequistas. No trabajar como catequistas: eso no vale. (…) Se guía al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Lo que atrae es el testimonio. Ser catequista significa dar testimonio de la fe; ser coherente en la propia vida (…) Ayudamos, guiamos al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Me gusta recordar lo que San Francisco de Asís decía a sus frailes: “Predicad siempre el Evangelio y, si fuese necesario, también con las palabras”. Las palabras vienen… pero antes el testimonio: que la gente vea en sus vidas el Evangelio, que pueda leer el Evangelio. Y «ser» catequistas requiere amor, amor cada vez más intenso a Cristo, amor a su pueblo santo. ¡Y este amor viene de Cristo! ¡Es un regalo de Cristo! Y si viene de Cristo, sale de Cristo y nosotros tenemos que caminar desde Cristo, desde este amor que Él nos da.”    

                                        Papa Francisco, A los catequistas, 27 de setiembre de 2013

Esta identidad del catequista que el Papa nos invita a considerar requiere vivirse en comunidad catequística, ya que la misión, maravillosa y exigente, requiere que nos unamos estrechamente para vivirla en comunión, unidos y fortalecidos. En una diócesis como la nuestra, tan extensa, la posibilidad de encontrarnos frecuentemente resulta difícil aunque no imposible. Por eso, los decanatos constituyen una instancia muy válida en que las distintas iniciativas pastorales de las parroquias y comunidades confluyen en un rico intercambio facilitado por la cercanía geográfica.

A lo largo del mes, las parroquias organizan distintas iniciativas para compartir la vida y los sueños de sus catequistas, miembros caracterizados de sus comunidades. Como obispo deseo agradecerles que hayan respondido que sí al Señor, que hayan asumido este servicio como parte de la propia vida puesta a disposición de los demás.

Servidores del Reino de Dios y de los hermanos que lo acogen en su corazón, Uds. son muy importantes para nuestra Iglesia diocesana. Por eso, aunque nos lleve algunos años poder hacerlo en todos los decanatos, quiero invitarlos este año a celebrar la Santa Misa el 21 de agosto, en el día del Catequista. En esta oportunidad, será en la Iglesia Santo Domingo, en la ciudad de La Rioja, a las 19 hs. Después de la misa, compartiremos algunas novedades de la Catequesis a nivel diocesano, regional y nacional. Los espero. Ojalá puedan venir de otros decanatos aquellos catequistas que circunstancialmente estén en la ciudad y se acerquen. Igualmente confeccionaremos un resumen de esas novedades que puedan resultar de utilidad para todas las parroquias de la diócesis.

Con este saludo que anticipa el Día del Catequistas, renuevo fervoroso mi gratitud hacia Uds. y les pido que vengan todos los que puedan para celebrar juntos la Eucaristía el 21 de agosto.

Con afecto fraterno, los saludo en Cristo nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 5 de agosto de 2015.-

 +Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.