Carta pastoral para vivir el Mes de la Biblia: Misericordia y Solidaridad

IMG_7774

Para ser capaces de misericordia, debemos en primer lugar colocarnos a la escucha de la Palabra de Dios. Esto significa recuperar el valor del silencio para meditar la Palabra que se nos dirige. De este modo es posible contemplar la misericordia de Dios y asumirla como el propio estilo de vida.                                                          Papa Francisco, Misericordia Vultus, 13.

Mis queridos hermanos,

Setiembre es en la pedagogía de la Iglesia, el Mes de la Biblia. Tenemos la oportunidad de recordar una vez más que Dios nos habla a través de su Palabra que está cerca, en nuestra boca y en nuestro corazón (cfr. Rom. 10,8), siempre nueva para el oído atento del discípulo.

Durante este mes, resulta muy provechoso para el crecimiento espiritual de los fieles de nuestras parroquias y comunidades organizar encuentros y talleres bíblicos. El interés manifiesto de nuestro pueblo por conocer la Palabra de Dios le hace recibir de muy buena gana este tipo de iniciativas que fecunda su andar peregrino en medio de los desafíos de la vida. La difusión y entrega del texto bíblico, preferentemente la edición argentina del Libro del Pueblo de Dios resultará un signo bienvenido en nuestras celebraciones y encuentros de los distintos grupos de catequesis y servicios.

En este Año, los gestos y palabras de la Iglesia han querido subrayar la ternura misericordiosa del Padre, cuyo rosto visible es Cristo, su Hijo. Es en este contexto que deseo recordarles tres compromisos eclesiales de muchísima importancia que nos piden la cercanía de la fraternidad solidaria, iluminados por la Palabra de Dios que nos apremia.

  1. Jornada de oración por el Cuidado de la Creación (1ro de setiembre)

Desde el año pasado, por disposición del Papa Francisco, la Iglesia Católica se une a la oración de la Iglesia Ortodoxa por el cuidado de la Creación para encomendar al Señor la tierra que nos ha confiado y en ella, nuestra vida.

Cuando el Señor Dios hizo la tierra y el cielo, aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra ni había brotado ninguna hierba, porque el Señor Dios no había hecho llover sobre la tierra. Tampoco había ningún hombre para cultivar el suelo, pero un manantial surgía de la tierra y regaba toda la superficie del suelo. Entonces el Señor Dios modeló al hombre con arcilla del suelo y sopló en su nariz un aliento de vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente (Génesis 2,4-7)

Les pido a los párrocos y responsables de parroquias, comunidades de vida consagrada y de base y a los directivos escolares de los distintos niveles, que organicen en la medida de sus posibilidades un momento de oración por la Creación, nuestra Casa común, don de Dios encomendado a nuestro trabajo responsable. Que no falte esta importante intención en la celebración de la Eucaristía de ese día. Les acompaño un esquema de oración que nos envía el Pontificio Consejo Justicia y Paz que puede ser muy útil y catequístico.

  1. Inmigrantes y refugiados en nuestra oración y en nuestros corazones.

El primer fin de semana de setiembre, la Iglesia nos invita a rezar por los inmigrantes, este año con el lema «Emigrantes y refugiados nos interpelan. La respuesta del Evangelio de la misericordia».

Todos los días las historias dramáticas de millones de hombres y mujeres interpelan a la Comunidad internacional, ante la aparición de inaceptables crisis humanitarias en muchas zonas del mundo. La indiferencia y el silencio abren el camino a la complicidad cuanto vemos como espectadores a los muertos por sofocamiento, penurias, violencias y naufragios. Sea de grandes o pequeñas dimensiones, siempre son tragedias cuando se pierde aunque sea sólo una vida.                                                                                               Francisco Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado 2016

Con estas palabras el Papa Francisco nos pide sentirnos parte de un mundo que sufre y que clama justicia, solidaridad y cercanía de los cristianos. La Palabra de Dios nos recuerda:

Después de la partida de los magos, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo». José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto        (Mateo 2, 13-14)

En los evangelios de la infancia de Jesús vemos a la Sagrada Familia víctima del drama de la emigración forzada a partir de la amenaza de Herodes. Los cristianos debemos dejar de lado prejuicios y toda forma de discriminación para abrirnos a la fraternidad activa y generosa con aquellos que han abandonado su patria, muchas veces empujados por el drama de la pobreza extrema o de la persecución política o religiosa.

Les adjunto el guión litúrgico que propone la Comisión católica argentina de migraciones y el Mensaje del Santo Padre para animar la liturgia, la predicación y la catequesis en un tema tan trascendente como actual.  

  1. Más por Menos: Más Misericordia por Menos Exclusión

El domingo 11 de setiembre, la solidaridad eclesial tiene una cita de honor que nos une más allá de las distancias geográficas: La colecta anual MÁS POR MENOS, convocada bajo el lema “Más Misericordia por Menos Exclusión”. Numerosos proyectos educativos y de promoción humana de los sectores más pobres son sostenidos por este gran abrazo solidario eclesial.

La Palabra de Dios (2 Cor. 9, 6-8) nos enseña que:

“(…) el que siembra con generosidad, cosechará abundantemente. Que cada uno dé conforme a lo que ha resuelto en su corazón, no de mala gana o por la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. Por otra parte, Dios tiene poder para colmarlos de todos sus dones, a fin de que siempre tengan lo que les hace falta, y aún les sobre para hacer toda clase de buenas obras,”

Ya hemos enviado a las parroquias la información sobre este acontecimiento solidario eclesial, la cual nos fuera remitida por la Comisión Episcopal de Ayuda a las regiones más necesitadas. Los animo a organizar su realización en parroquias y comunidades, y a rendir prontamente los frutos de la colecta para que podamos enviarlos de inmediato a la mencionada Comisión.

Mis queridos hermanos,

¡Feliz y fecundo Mes de la Biblia! ¡Seamos testigos misericordiosos y eficaces del amor del Padre! Que la lectura atenta de la Palabra y el consecuente discernimiento de los signos de la realidad, nos ayuden a responder coherentemente desde nuestra fe, renovándonos espiritualmente, suscitando nuevas iniciativas comunitarias. El ejemplo y la entrega de la Mamá Antula cuya beatificación celebraremos este 27 de agosto, alumbran la senda de los cristianos que se comprometen con la evangelización. Que ella interceda por nosotros y la evangelización de nuestra querida Iglesia particular de La Rioja.

Con afecto, en Jesús, nuestro Niño Alcalde y Buen Pastor, los abrazo y bendigo.

La Rioja, 24 de agosto de 2016 – San Bartolomé, apóstol.

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Anexo 1 – Esquema de Oración por la Creación – Pontificio Consejo Justicia y Paz                Anexo 2 – Mensaje del Papa Francisco en la Jornada Mundial de Migrantes y Refugiados Anexo 3 – Guión Misa Migrantes y Refugiados 2016

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.