CARTA PASTORAL DE PASCUA

CARTA PASTORAL DE PASCUA

                                  “Y nos envió a predicar al pueblo y atestiguar que Él fue constituido por Dios Juez de vivos y muerto.” (Hch. 10,42)

 

Mis queridos hermanos y hermanas riojanos,

¡Feliz Pascua de Resurrección! Nuestro corazón anticipa en la oración lo que proclamaremos con gozo en la Vigilia Pascual. “Jesucristo es el Señor. ¡Y vive!”

Si la Semana Santa nos permite una reflexión intensa y concentrada en los últimos días de Jesús y sus celebraciones nos introducen en un clima de honda vivencia de los sentimientos del Señor, la experiencia de la Pascua atraviesa la vida y los desafíos de la Iglesia con la certeza de la fuerza del amor que todo lo hace nuevo.

La muerte no tiene la última palabra porque la vida que viene de Dios es más fuerte: Las heridas en sus manos y en su costado nos enseñan el precio de su dolor redentor. Sus palabras y signos pascuales nos enseñan el camino: Anunciar la fuerza de su amor, vivo y presente, crucificado pero resucitado de entre los muertos.

Jesús vive en la lucha de tantas familias que en su amor creativo y fecundo se juegan por la educación de sus hijos,  en el compromiso evangelizador de tantos catequistas de nuestras parroquias, capillas y comunidades eclesiales, que se prodigan para llegar a los barrios más alejados. Jesús vive en el servicio solidario de nuestros voluntarios de Cáritas, en las gauchadas de tantos vecinos que se preocupan por los que están pasándola mal y se acercan para animarlos y ayudarlos. Jesús vive y su vida es la nuestra. Nos ha ganado para siempre la dignidad de hijos muy amados por Dios. No podemos volvernos atrás porque Él se nos adelanta para esperarnos allí donde lo anunciemos.

Les deseo una muy feliz Pascua. No nos quedemos congelados en una fotografía de ceremonias muy hermosas. De la fuerza celebrativa de estos días pasemos al dinamismo siempre urgente de la misión para dar así testimonio del Señor. La Resurrección se hace palpable en la vida nueva que se multiplica y transforma la historia humana. La Iglesia “en salida” que nos propone Francisco nos invita a sumarnos al andar de los que creen en la fuerza de la Resurrección que todo lo transforma desde el amor herido y victorioso de Cristo.

Los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Buen Pastor resucitado.

La Rioja, 10 de abril de 2017.

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.