CARTA PASTORAL DE PASCUA

CARTA PASTORAL DE PASCUA

                                  “Y nos envió a predicar al pueblo y atestiguar que Él fue constituido por Dios Juez de vivos y muerto.” (Hch. 10,42)

 

Mis queridos hermanos y hermanas riojanos,

¡Feliz Pascua de Resurrección! Nuestro corazón anticipa en la oración lo que proclamaremos con gozo en la Vigilia Pascual. “Jesucristo es el Señor. ¡Y vive!”

Si la Semana Santa nos permite una reflexión intensa y concentrada en los últimos días de Jesús y sus celebraciones nos introducen en un clima de honda vivencia de los sentimientos del Señor, la experiencia de la Pascua atraviesa la vida y los desafíos de la Iglesia con la certeza de la fuerza del amor que todo lo hace nuevo.

La muerte no tiene la última palabra porque la vida que viene de Dios es más fuerte: Las heridas en sus manos y en su costado nos enseñan el precio de su dolor redentor. Sus palabras y signos pascuales nos enseñan el camino: Anunciar la fuerza de su amor, vivo y presente, crucificado pero resucitado de entre los muertos.

Jesús vive en la lucha de tantas familias que en su amor creativo y fecundo se juegan por la educación de sus hijos,  en el compromiso evangelizador de tantos catequistas de nuestras parroquias, capillas y comunidades eclesiales, que se prodigan para llegar a los barrios más alejados. Jesús vive en el servicio solidario de nuestros voluntarios de Cáritas, en las gauchadas de tantos vecinos que se preocupan por los que están pasándola mal y se acercan para animarlos y ayudarlos. Jesús vive y su vida es la nuestra. Nos ha ganado para siempre la dignidad de hijos muy amados por Dios. No podemos volvernos atrás porque Él se nos adelanta para esperarnos allí donde lo anunciemos.

Les deseo una muy feliz Pascua. No nos quedemos congelados en una fotografía de ceremonias muy hermosas. De la fuerza celebrativa de estos días pasemos al dinamismo siempre urgente de la misión para dar así testimonio del Señor. La Resurrección se hace palpable en la vida nueva que se multiplica y transforma la historia humana. La Iglesia “en salida” que nos propone Francisco nos invita a sumarnos al andar de los que creen en la fuerza de la Resurrección que todo lo transforma desde el amor herido y victorioso de Cristo.

Los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Buen Pastor resucitado.

La Rioja, 10 de abril de 2017.

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

Carta al Pueblo de Dios – Mensaje del Decanato San Francisco Solano de La Rioja

 

MENSAJE DEL OBISPO, EL PRESBITERIO Y LOS RELIGIOSOS DEL DECANATO

 

“Creemos en la fuerza del Evangelio sembrado en el corazón de nuestro pueblo” (Mons. Angelelli, Homilía radial, 31 de agosto de 1975)

 

Nosotros, obispo, sacerdotes, religiosos y religiosas del decanato “San Francisco Solano” de la Ciudad de La Rioja, de reciente creación, formado por los barrios que rodean el centro de la ciudad y los barrios nuevos del sur de la ciudad, queremos presentarnos al Pueblo de Dios y expresarles que nuestra primera actitud quiere ser la de escucharlos y escucharnos.

Algunos clamores que recibimos de las comunidades barriales que acompañamos fueron señalados por el Mensaje de nuestro Padre Obispo Marcelo en la fiesta de San Nicolás y el Niño Alcalde y nos siguen interpelando:

– La merma en la producción, el cierre de fábricas y de otras fuentes laborales, la precarización del trabajo con  despidos programados y continuos o retiros laborales no tan voluntarios.

– La suba en las tarifas de los servicios públicos.

– Las dificultades del sistema de salud colapsado por la falta de personal, de equipos e insumos así como una importante quita en la cobertura gratuita de medicamentos específicos para los adultos mayores.

– El flagelo del narcotráfico que empuja a muchos adolescentes y jóvenes a la delincuencia y la muerte prematura.

– El crecimiento alarmante de la violencia contra la mujer.

– Distintos episodios de violencia institucional protagonizados por efectivos policiales.

Todos estos elementos destruyen las raíces de la vida familiar y social. Con el Papa Francisco, volvemos a la escena evangélica del pobre Lázaro (Lc16, 19-31) que nos conmueve y compromete nuestro propio aporte personal y solidario y nos pide dar de nosotros mismos, darnos, descubrir la necesidad del hermano, hacer actual el Evangelio de la alegría y la esperanza.

Por estas razones, queremos convocar una Asamblea Pastoral  del Decanato “San Francisco Solano”. Imaginamos este espacio y su preparación como un tiempo que nos concedemos para escucharnos, contarle a Dios lo que nos aflige y encontrar los caminos que superen aquellas situaciones padecidas por nuestros hermanos y hermanas de toda edad y condición.

PROPONEMOS:

– Un camino de preparación en parroquias y capillas, comunidades eclesiales de base y de vida consagrada, grupos de oración, asociaciones y movimientos apostólicos, donde puedan expresarse los gozos y alegrías, los dolores y angustias de las familias.

– La Asamblea Decanal, como punto de llegada de esos distintos caminos comunitarios, donde nos ejercitemos en la escucha y el consenso en la búsqueda de estrategias y alternativas solidarias y fraternas.

 ¿CUÁNDO Y DÓNDE?

El sábado 17 de junio, de 08.30 a 16.00 hs., con almuerzo a la canasta), en las instalaciones de la UTN (San Nicolás de Bari 1100, Ciudad de La Rioja).

Ese día, vísperas de la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Jesús, hacemos memoria de la Última Cena del Señor (cf. Jn 13, 1-15), anticipo de su entrega en la Cruz, fiesta del Pan de Vida y del pan solidario de los hermanos, fruto del trabajo digno y de la paga justa.

INVITAMOS A:

– Los bautizados que hacen suya la vida y misión de la Iglesia participando en parroquias y capillas, comunidades eclesiales de base, grupos, asociaciones y movimientos apostólicos,

– Las familias, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos,

– Los vecinos con los que compartimos los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de nuestro tiempo.

– Todas las personas de buena voluntad.

Queridos hermanos y hermanas,

Los saludamos de corazón en la inminencia de la Pascua, implorando la bendición de Jesucristo, hermano, amigo, nuestro redentor, muerto y resucitado por amor a nosotros. Que Él, con la intercesión de San Francisco Solano, nos haga capaces de vivir la Palabra y al hermano, como un don.

La Rioja, Domingo de Ramos de la Pascua de 2017.

 

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja, Sacerdotes, Religiosos, Religiosas del Decanato “San Francisco Solano”:

  1. Roberto Queirolo, Parroquia Nuestra Señora de la Merced (Sanagasta)
  2. Fabián Tanquía – Diacono Pablo Delgado, Parroquia Señor del Milagro
  3. Ítalo Ochoa Zambrano. – P. Daniel Climente, Parroquia Nuestra Señora de Fátima
  4. Miguel Paredes – P. Adrián González sdb – P. Marcos Aguirre sdb y Hno. Gabriel Osorio sdb, Parroquia Santa Rita
  5. David Escalzo, Parroquia del Espíritu Santo
  6. Miguel Sosa – P. Mauricio Giménez y Hnas Ermelinda Córdoba RA – Hna Mercedes Frogel RA – Hna Leonarda Hoeler RA, Cuasi Parroquia Ntra. Señora del Rosario de San Nicolás
  7. Enrique A. Martínez. (Quique) – P. Joaquín Sánchez hsjd – Hno Claudio Pane hsjd, Parroquia de la Resurrección de Nuestro Señor
  8. Carlos González, Parroquia Virgen de la Medalla Milagrosa

Oración de San Francisco Solano

“Mi buen Jesús, mi redentor y amigo,

¿Qué tengo yo que tú no me hayas dado?

¿Qué sé yo que tú no me hayas enseñado?

¿Qué valgo yo, si no estoy contigo?

¿Qué puedo yo, si no estás conmigo?

Perdóname Señor, sin vanidad me hiciste

y, sin que te lo rogara, tú me criaste.

En criarme y redimirme mucho hiciste;

menos obrarás de lo que obraste

en perdonar la obra que tú hiciste.

Pon los ojos, Señor, en mí,

y ten misericordia de mí,

porque soy solo y pobre. Amén”

 

 

Publicado en Uncategorized

BEATO GREGORIO MARTOS MUÑOZ, MÁRTIR Y CHILECITEÑO (1908-1936)

 

Queridos hermanos,

En estos días hemos recibido una muy hermosa noticia. El papa Francisco ha beatificado el pasado 25 de marzo a  GREGORIO MARTOS MUÑOS, sacerdote del clero granadino, nacido en la ciudad de Chilecito el 3 de abril de 1908. Forma parte de una legión de mártires caídos bajo la violencia de la Guerra Civil Española. Como Iglesia nos hacemos eco de esta buena nueva que nos invita a considerar la obra de Dios en uno de sus hijos nacido en esta bendita tierra riojana.

Hijo de inmigrantes

Gregorio, hijo de inmigrantes españoles procedentes de Válor, Granada, fue bautizado pocos días después de su nacimiento en la Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón, hoy Santuario de Santa Rita, en Chilecito. Todavía era pequeño cuando regresaron al pueblo natal de los padres. Las crónicas hablan de un carácter bondadoso y piadoso que recibió de su madre, doña Josefa, la formación cristiana.

Vocación y ministerio sacerdotal

Ingresó muy joven al Seminario de Granada donde cursó con brillantez sus estudios.

Ordenado sacerdote fue destinado a la Parroquia de San Isidro Labrador de El Ejido donde desempeñó su ministerio caracterizado por la ternura de buen pastor a lo largo de tres breves e intensos años. Particularmente preocupado por los más pobres, los socorría en sus necesidades más elementales.

Quiso vivir a fondo la pobreza por el Reino de Dios con una vida austera y dejando a sus hermanos su parte en la herencia paterna. Así lo refieren los testimonios familiares vertidos en la causa. Procuraba alcanzar a todos con su ministerio. Los testimonios concuerdan en destacar su invitación y acogida cordial de las familias que llevaban a bautizar a sus hijos, inclusive de la comunidad gitana, muchas veces excluida en los ambientes de la época. Se sabe además de su corazón ardientemente mariano y su devoción al rosario cuya oración diaria alentaba.

Mártir

En el marco de la violenta Guerra Civil Española, las autoridades locales lo apresaron con cargos inventados, el 21 de julio de 1936, luego de saquear la casa parroquial. Trasladado a distintas prisiones sufrió la tortura física y los apaleos de sus captores en la cárcel de El Ejido.

El 19 de agosto, junto con otros detenidos, fue conducido a la Albufera de Adra. En la inminencia de la muerte, confesó sacramentalmente a sus compañeros de prisión. Su cuerpo torturado, fue acribillado a balazos y luego quemado. Al concluir la Guerra Civil, su familia trasladó sus restos mortales al Cementerio Municipal de Válor. Su madre le hizo prometer a todos sus hijos que nunca vengarían la muerte de su hermano para vivir consecuentemente con su bondad y entrega cristiana y sacerdotal.

Declaración de martirio

Perseguidos por su fe, no empuñaron armas y no eran de ningún bando político; los 115 mártires de Almería fueron declarados tales por el Cardenal Angelo Amato el pasado 25 de marzo en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce.

Integran el grupo 20 laicos (18 hombres jóvenes o padres de familia y dos mujeres, una de ellas de etnia gitana), además de 95 sacerdotes, de ellos 92 diocesanos, 1 franciscano y 2 operarios diocesanos.

Esta causa, iniciada el 11 de abril de 1995 en la Catedral de Almería, se integró con la declaración de más de 500 testigos. Su abundante documentación, 10.000 páginas, permitió concluirla en Almería el 21 de mayo de 1998. Desde febrero de 1999 fue estudiada en la Congregación para la Causa de los Santos, en Roma. El 14 de junio de 2016 el Papa Francisco firmó el Decreto que reconoció el martirio de todos ellos y autorizó su Beatificación, la cual tuvo lugar este 25 de marzo. Un día después, en el rezo del Angelus, el Papa Francisco se refirió a los Mártires de Almería, calificándolos de “testigos heroicos de Cristo y de su evangelio de paz y de reconciliación fraterna”.

Una invitación de parte de la Iglesia

Ciertamente Gregorio vivió intensamente su vida y lo apostó todo al Señor para servirlo en el gozo del ministerio sacerdotal. No podemos presumir de su precoz y brevísima riojanidad ya que la mayor parte de su vida transcurrió en Válor, Granada, aunque bien sabemos que nada en casual. Por eso nos alegramos de que sea un riojano al que la Iglesia ha reconocido con toda claridad que ha derramado su sangre por el Reino de Dios.

En tiempos donde la inmigración atraviesa una verdadera crisis humanitaria, su recuerdo nos remite al hogar que nuestra Patria ha sido para tantos hermanos y hermanas procedentes de otras latitudes. Como riojanos nos sentimos bendecidos porque nuestra tierra, laboriosa y humilde, ha sido el Belén de Gregorio.

Pidamos por su intercesión nuestra propia fidelidad al Señor. Si el heroísmo del martirio nos puede parecer lejano y extraordinario, que el ejemplo del beato Gregorio aliente la consagración diaria y entusiasta a nuestra propia misión.

 

Hermanos los saludo y abrazo con afecto en Jesús, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

 

La Rioja, 31 de marzo de 2017.-

 

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

 

Publicado en Uncategorized

Alocución del Papa Francisco a los participantes en el curso de formación para los párrocos sobre el nuevo proceso matrimonial (Roma, 25.02.2017)

papa-sacerdotes-iglesia-conviven-casarse_1002811047_122976542_667x375

Alocución del Papa Francisco a los participantes en el curso de formación para los párrocos sobre el nuevo proceso matrimonial

(Roma, 25.02.2017)

Esta mañana en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre ha recibido en audiencia a los participantes en el Curso de Formación para los Párrocos sobre el nuevo proceso matrimonial organizado por el Tribunal de la Rota Romana en el Palacio de la Cancillería del 22 al 25 de febrero.

En el discurso que les dirigió el  Papa recordó que todo lo que se había discutido y propuesto en el Sínodo de los Obispos sobre el tema “El matrimonio y la familia”, se ha integrado en la exhortación apostólica Amoris laetitia y  traducido en normas jurídicas contenidas en dos documentos: el motu proprio Mitis iudex y el motu proprio Misericors Jesus. “Es  bueno –observó- que vosotros, párrocos , a través de estas iniciativas de estudio, podáis profundizar  esta materia, porque sois vosotros, sobre todo, los que la aplicáis concretamente en el contacto diario con las  familias”.

“En la mayoría de los casos –prosiguió- sois los primeros interlocutores de los jóvenes que quieren formar una nueva familia y casarse en el sacramento del matrimonio. Y a vosotros también se dirigen aquellas parejas que, debido a serios problemas en su relación, se encuentran en crisis, necesitan reavivar la fe y redescubrir la gracia del sacramento; y en algunos casos piden instrucciones para iniciar un proceso de nulidad. Ninguno mejor que vosotros conoce y está en contacto con la realidad del tejido social en el territorio y experimenta su variada  complejidad: matrimonios celebrados en Cristo, uniones de hecho, uniones civiles, uniones fallidas,  familias y jóvenes felices e infelices. De cada persona y cada situación estáis llamados a ser compañeros de viaje para testimoniar y sostener”.

“Que vuestra primera  preocupación sea dar testimonio de  la gracia del sacramento del matrimonio y del bien primordial de la familia, célula vital de la Iglesia y la sociedad, mediante el anuncio de que el matrimonio entre un hombre y una mujer es un signo de la relación esponsal entre Cristo y la Iglesia –dijo el Papa a los párrocos-  Ese testimonio lo ponéis en práctica cuando preparáis a  las parejas de novios para el matrimonio, haciéndolos conscientes de la profunda importancia del paso que están a punto de dar, y cuando acompañáis con solicitud a las  parejas jóvenes, ayudándolas a vivir en las luces y sombras, en los momentos de alegría y en los de la fatiga, la fuerza divina y la belleza de su matrimonio.  Y me pregunto, cuántos de estos jóvenes que vienen a los cursillos prematrimoniales entiendan lo que significa “matrimonio”, el signo de la unión de Cristo con la Iglesia. “Sí, sí –dicen que sí- pero ¿lo entienden? ¿Tienen fe en ello? Estoy convencido de que sea necesario un verdadero neocatecumenado para el Sacramento del matrimonio y no una preparación con dos o tres reuniones”.

Francisco hizo hincapié en que los párrocos debían recordar siempre a los esposos cristianos  que en el Sacramento del Matrimonio Dios, por así decirlo, se refleja en ellos, “imprimiendo su imagen y el  carácter indeleble de su amor”… El amor del Dios Trino y el amor entre Cristo y la Iglesia, su esposa, sea el centro de la catequesis y de la evangelización matrimonial: a través de encuentros personales o comunitarios, programados o  espontáneos, no os canséis de mostrar a todos, especialmente a los esposos, este”gran misterio”. Mientras ofreceís este testimonio, preocuparos también  por sostener a los  que se han dado cuenta de que su matrimonio no es un verdadero matrimonio sacramental y quieren salir de esta situación. En esta tarea, delicado y necesaria, haced que vuestros fieles os vean  no sólo como expertos de actas burocráticas o normas jurídicas, sino como hermanos que los escuchan y comprenden”.

“Al mismo tiempo, hacéos  prójimos con el estilo propio del Evangelio, en el encuentro y la acogida, de aquellos jóvenes que prefieren convivir  sin casarse –señaló- porque  en el nivel espiritual y moral, se encuentran entre los más pobres y los pequeños, de los que la Iglesia, siguiendo las huellas de su Maestro y Señor, quiere madre que no abandona, sino que se acerca y cuida. Cristo también ama a estas personas de corazón. Miradlos  con ternura y compasión. Este cuidado por los más pequeños, precisamente porque emana del Evangelio, es una parte esencial de vuestra tarea de promoción y defensa del sacramento del matrimonio”.

Por último, el Santo Padre recordó que en su reciente discurso a la Rota Romana había recomendado poner en marcha un verdadero catecumenado de los novios, que incluya todas las etapas del viaje sacramental: el tiempo de preparación para el matrimonio, su celebración y los años inmediatamente posteriores. “A vosotros, párrocos, colaboradores indispensables de los obispos se os confía principalmente este catecumenado –subrayó- Os animo a ponerlo en práctica a pesar de las dificultades que puedan surgir”. Y creo que  la dificultad más grande sea concebir o vivir el matrimonio como un hecho social –“tenemos que cumplir este acto social”- y no como un verdadero sacramento que requiere una larga preparación”.

El Papa terminó agradeciendo a los presentes su compromiso de anunciar el Evangelio de la familia y pidió que el Espíritu Santo les ayudase a ser “ministros de  paz y de consuelo en medio de los fieles santos de Dios, especialmente a los más vulnerables y necesitados”.

 

Publicado en Uncategorized

Agenda diocesana de actividades en los próximos días

curso-liturgia-pascual

Queridos hermanos

Vamos retomando las actividades diocesanas después del receso estivo. Hace algunos días les envié la Carta pastoral para vivir la Cuaresma invitándolos a leer  en parroquias y comunidades el Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma.

El 25 de febrero desde las 9 de la mañana nos reuniremos como teníamos en agenda, en el Convento de Santo Domingo, con los catequistas de las comunidades y parroquias. La experiencia de estos dos últimos años de trabajo con muchos servidores de la catequesis, nos muestra lo importante del intercambio y la puesta en común de materiales e información. La presencia de algunos sacerdotes que han venido participando enriquece muchísimo la reunión ¡Los espero para reencontrarnos y poner la mano en el arado!

Los días 13 a 15 de marzo de 19 a 21, invito a catequistas, equipos de liturgia y servidores del ministerio de música de comunidades y parroquias para preparar los cantos y la animación musical de las celebraciones de Semana Santa y Pascua. Con la ayuda del P. Daniel Climente, del grupo Pueblo de Dios, que durante este año 2017 estará entre nosotros, será una hermosa oportunidad para formarnos en vistas al gran acontecimiento de la Pascua del Señor. Tendrá lugar en la escuela Pío XII (Nivel primario) en el centro de la ciudad de La Rioja. Se pide a los músicos traer sus instrumentos musicales y a todos, ganas de compartir. Adjunto el afiche con detalles.

El 18 de marzo será el encuentro de delegados de pastoral juvenil en la ciudad de Olta. Próximamente les darán más precisiones sobre horarios y temario. Es sumamente importante que concurran los representantes de parroquias, comunidades y movimientos en octubre de este año en que la Iglesia argentina celebrará su 2° Encuentro Nacional de Jóvenes en la ciudad de Rosario bajo el lema “Con vos renovamos la historia”. El Santo Padre nos invita a orar y preparar en comunión con toda la Iglesia, el Sínodo de Obispos que precisamente reflexionará sobre “El joven, la fe y el discernimiento vocacional”.

Con afecto, los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Niño alcalde y buen Pastor.

 

La Rioja, 14 de febrero de 2017.

 

+ Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized

CARTA PASTORAL DE CUARESMA: LA PALABRA ES UN DON. EL OTRO ES UN DON.

CARTA PASTORAL DE CUARESMA

LA PALABRA ES UN DON. EL OTRO ES UN DON

 cuaresma-2

Queridos hermanos,

En pocos días comenzará la Cuaresma, tiempo para escuchar la voz del Señor que nos habla al corazón como Padre bueno que quiere nuestro bien. Por eso, en la pedagogía de la Iglesia, la Cuaresma constituye una preciosa oportunidad para purificar el espíritu y prepararnos a vivir la gran noticia que nos alegra y da sentido a nuestras vidas: ¡Cristo resucitó! Su amor redentor de Jesús nos hace hijos en Él.

Es en este tiempo que se retoman con más fuerza algunas actividades centrales del año como las reuniones de los grupos, el comienzo de las inscripciones de catequesis o los encuentros para planificar las celebraciones de Semana Santa. Las comunidades cristianas se preparan a ofrecer los distintos espacios de oración y reflexión en torno a la Palabra de Dios para que estos cuarenta días lleguemos a la Pascua con el corazón fortalecido y capaz de responder a la invitación del Señor a la conversión y el compromiso solidario.

El Santo Padre Francisco en su Mensaje anual de Cuaresma “La Palabra es un don. El otro es un don.”, luego de guiarnos a la lectura de la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro (cf. Lc 16,19-31), nos propone evaluar nuestra relación con los hermanos y con los bienes materiales, ayudándonos a advertir que el pecado ciega nuestro corazón, nos aleja de una Palabra que fue derramada para nuestro bien para hacernos olvidar que el hermano es un don que “merece acogida, respeto y amor. La Palabra de Dios nos ayuda a abrir los ojos para acoger la vida y amarla, sobre todo cuando es débil.” (Francisco, Mensaje, n. 1).

La Palabra de Dios que muchas veces desatendemos con indiferencia, nos da la perspectiva, el horizonte en que se desarrolla nuestra vida. Ella alimenta nuestra oración y nos invita a considerar los temas verdaderamente importantes para captar las señales de Dios que siempre está llamándonos, insistiéndonos, perdonándonos. En el Mensaje del Papa Francisco aparecen con claridad los efectos de nuestro menosprecio por la Palabra de Dios: la ceguera del corazón que nos impide ver en el otro al hermano; la codicia, la avaricia, la soberbia  que nos llevan a buscar desenfrenadamente nuestro bien material por encima de los demás y de nuestro verdadero bien personal.

Este tiempo de Cuaresma nos da la oportunidad de reflexionar sobre los males que nos aquejan. Mientras el mundo deja de lado los caminos de la fraternidad, se suman a la iniquidad y crueldad de las guerras, los exilios forzados, las políticas migratorias restrictivas e indiferentes al dolor humano, las predicaciones sobre las pretendidas bondades del mercado y la hipocresía de crear pobres a los que se quiere después atender…

“(…) Una grave prueba de la pobreza de una civilización es la incapacidad de ver  a sus pobres,  que antes  se descartan y luego se  ocultan. Los aviones contaminan la atmósfera, pero con una pequeña parte del dinero del pasaje se plantarán árboles para compensar una parte del daño causado. Las empresas del juego de azar financian campañas para el tratamiento de los ludópatas que crean. Y el día en que las empresas de armas financien hospitales para tratar a los  niños mutilados por las bombas, el sistema habrá alcanzado su punto culminante. Ésta es la hipocresía” (Francisco, Conferencia a los empresarios de Economía y Comunión, 4 de febrero de 2017)

Como cristianos no podemos reproducir estas actitudes desentendiéndonos y pretendiendo que no pasa nada. La escena del pobre Lázaro nos sigue conmoviendo y nos pide no dejar de hacer nuestro propio aporte personal y solidario, dar de nosotros mismos, darnos… Si al menos el rico lo hubiera invitado a comer o a entrar a su casa… si lo hubiera escuchado con el corazón…

La Cuaresma como tiempo penitencial nos pide salir de nosotros mismos para descubrir si aún no lo hicimos, la necesidad del hermano. Si la oración nos une al corazón del Padre bueno y el ayuno concentra nuestra mirada sobre lo esencial, la limosna es siempre aquel camino concreto y eficaz que nos acerca al hermano necesitado.

La pasada Navidad hemos tenido muy hermosas resonancias de todo cuanto se hizo para acercar alegría y esperanza al corazón de nuestros pobres. Tantas parroquias y comunidades pudieron organizarse y animar la solidaridad para vivir dignamente la llegada del Salvador entre nosotros. Equipos de trabajo, creativos y generosos, hicieron actual el Evangelio de la alegría y la esperanza.

En continuidad con ese gesto navideño vivido por nuestras comunidades, deseo proponer a las comunidades parroquiales en esta Cuaresma, una campaña solidaria que recoja útiles escolares, los imprescindibles para que nuestros niños y jóvenes puedan comenzar las clases. Seguramente muchos corazones solidarios encontrarán la forma para reunir esos materiales escolares que todos conocemos.

Animo a las Cáritas parroquiales a comenzar esta campaña el mismo Miércoles de Ceniza, uniendo al caminar reflexivo y celebrativo cuaresmal, esta imprescindible dimensión solidaria que ayude a tantas familias que este año tendrán dificultades para mandar a sus hijos a la escuela por falta de materiales. Y que sean las mismas Cáritas parroquiales o los equipos que se formen a este efecto, los que distribuyan esos útiles conforme el conocimiento que tienen de su propia realidad con la misma extraordinaria delicadeza y creatividad que entregaron en Navidad a los hermanos más necesitados de sus comunidades.

Les acompaño el Mensaje del Papa para esta Cuaresma para que puedan compartirlo en los grupos y comunidades parroquiales ayudando la reflexión y las celebraciones de este tiempo de Dios para nosotros.

Con afecto los abrazo y bendigo en Jesús, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor.

La Rioja, 9 de febrero de 2017.

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

 

Publicado en Uncategorized

MENSAJE DEL OBISPO DE LA RIOJA EN OCASIÓN DE LA FIESTA Y PROCESIÓN DE SAN NICOLÁS

 

2017-01-procesion-san-nicolas-3

Mis queridos riojanos,

Una vez más nos hemos convocado para celebrar a nuestro Santo Patrono San Nicolás de La Rioja en el comienzo del año, apenas renovado nuestro Tinkunaco, fiesta fundacional de nuestra fraternidad. El Padre nos hizo hermanos en Jesús, su Hijo, nuestro Niño Dios vestido de alcalde. En nuestro caminar de hoy entre cantos y oraciones reiteramos nuestro compromiso con el Proyecto de Dios que a todos incluye y no deja a nadie fuera de su amor.

  1. Mirada agradecida sobre el año que concluyó

Dejamos atrás un año donde Dios nos concedió numerosas gracias y bienes. Junto a San Nicolás visité una vasta jurisdicción de los Llanos riojanos. Agradezco a cuantos nos recibieron y participaron de las actividades que entonces tuvieron lugar.

El año pasado hemos podido trabajar en conjunto con el gobierno de la Provincia, de la ciudad capital y de otros departamentos en distintos aspectos de nuestro servicio al Pueblo de Dios. Agradezco de corazón a las distintas autoridades que respetando nuestra autonomía, cooperaron en el servicio al bien común de nuestra gente.

  1. Jornada Mundial de la Paz

Con el lema «La no violencia: un estilo de política para la paz» Francisco nos propone:

“Que la caridad y la no violencia guíen el modo de tratarnos en las relaciones interpersonales, sociales e internacionales. Cuando las víctimas de la violencia vencen la tentación de la venganza, se convierten en los protagonistas más creíbles en los procesos no violentos de construcción de la paz. Que la no violencia se trasforme, desde el nivel local y cotidiano hasta el orden mundial, en el estilo característico de nuestras decisiones, de nuestras relaciones, de nuestras acciones y de la política en todas sus formas.” (Mensaje, 1)

Luego de enseñarnos a la familia como el lugar pedagógico y existencial más noble y significativo de los hombres para la renovación de la vida social (cfr. Mensaje, n. 5), el Papa insiste en la necesidad de una ética de la fraternidad y de coexistencia pacífica entre personas y entre los pueblos, fundada sobre la responsabilidad, el respeto y el diálogo sincero (Cfr. Mensaje, 5).

Si “la unidad es superior al conflicto”, como nos enseñó Francisco en Evangelii Gaudium (n. 228), es necesario reconocer y apreciar el bien que hay en el otro, en el que piensa distinto o tiene una posición diferente, para sumar y enriquecer la vida común.

En la unidad de los opuestos, éstos interactúan, reconociendo y asumiendo los conflictos como una lógica natural y necesaria de la vida (cfr. Mensaje, 6). El mundo necesita artesanos de la paz. Y el Papa nos reitera el llamado a serlo allí donde estamos (cfr. Mensaje, 7). ¡Hay que animarse!

  1. Un año nuevo, nuevo de verdad.

Como cristianos no sólo miramos o sufrimos la realidad, queremos comprometer nuestras energías para transformarla. Por eso, al  celebrar la memoria de nuestro Santo moreno, tenemos la oportunidad de manifestar nuestro interés y preocupación por los grandes temas que nos afectan como riojanos. Es la novedad del cristianismo. La encarnación del Hijo de Dios nos invita a asumir nuestra propia vida y misión.

Dejamos atrás un año muy difícil en materia económica: Varias empresas del Parque industrial y del interior de la provincia se han visto obligadas a dar vacaciones anticipadas. Es un dato elocuente de una realidad que golpea a numerosas familias de trabajadores. El alza de las tarifas de servicios públicos y el incremento de los precios, principalmente de los alimentos de la canasta familiar y de insumos de primera necesidad ha agravado la situación.

A las discusiones en torno al gradualismo de algunas medidas económicas, le siguen hoy las insistencias sobre el control del déficit fiscal. Desde este lugar sagrado es necesario sostener con todo vigor que los ajustes no se sigan haciendo sobre la vida de los pobres. Por eso, el Estado no debe abandonar su función social indelegable. Seguramente hay otros sectores que  tienen mucho para aportar en esta hora dura y amarga. Sobre todo si en el origen de su fortaleza económica ha estado la especulación financiera o injustificadas corridas de precios.

No puedo olvidar el dramatismo de aquella pequeña asamblea de productores de Corral de Isaac durante mi reciente visita pastoral: “Padre, no queremos desaparecer” fue la expresión de una señora para referirse a la dura situación de este sector productivo local. O de un grupo de personas que me entrevistó esta semana: “No queremos bolsones, queremos trabajo.”

En nuestra provincia, el signo auspicioso de la convocatoria al Consejo Económico y Social durante el año pasado, promete ser en 2017, un instrumento al servicio del bien común no sólo para aportar elementos de diagnóstico sino también en la línea de buscar la generación de consensos. Nadie puede negarse a trabajar por el bien de la provincia ni tener la mezquindad de apostar al fracaso de aquellos legítimos espacios de diálogo y búsqueda común de soluciones. Por eso es imprescindible preservar a esta herramienta de consenso social de cualquier vinculación política electoralista. Trabajar juntos. Trabajar con ganas. Trabajar por todos. No es tan difícil. No podemos fallar. Es por nuestra gente. Es por nuestros pobres. Es por La Rioja.

  1. Cuidar la vida de nuestros jóvenes.

Recientemente la Comisión Nacional de Lucha contra las Adicciones dependiente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado insistió en la gravedad de la extensión del narcotráfico en el país y sus dramáticas consecuencias sobre nuestros jóvenes y familias afectadas.

Se pidió al Estado Nacional la declaración de la emergencia en este ámbito. Y además se señalaron los magros recursos destinados a la prevención y tratamiento de las adicciones en relación con los presupuestos vinculados al área de la represión de este flagelo. Afortunadamente, las máximas autoridades nacionales reaccionaron favorablemente a este pedido y pudieron reasignarse partidas destinadas a la prevención y tratamiento a través del Sedronar.

Pero tenemos que preguntarnos cómo nos afecta el problema en La Rioja. El incremento de las adicciones es un dato insoslayable. Todavía se puede manejar el problema y dar aquel necesario volantazo que nos evite el precipicio. ¡Estamos a tiempo!

Madres y padres que no saben qué hacer con sus hijos adictos vienen a nuestras parroquias y comunidades a pedirnos una mano. Este año Cáritas diocesana abrirá un Centro de día para acompañar algunos grupos de jóvenes adictos. Ciertamente es sólo un pequeño aporte que se suma al que vienen haciendo algunos otros centros y organismos provinciales y la Fazenda “Nuestra Señora de Lourdes”.

Pero no quiero pecar de ingenuo ni distraerlos en cuanto al dramatismo de estos datos y lo pequeño de nuestra posible respuesta. Si hay adictos, si hay narcotráfico en La Rioja, si hay riqueza proveniente de la muerte en vida de tantos hermanos nuestros, es porque hay quien se enriquece, quien vende, quien trafica, quien bebe la sangre de sus hermanos. Nadie puede llamarse cristiano si participa de algún modo en este tipo de actividades ni reconocerse plenamente humano cuando se enriquece a costa de la vida de tantos jóvenes condenados a muerte más temprano que tarde.

Es duro aceptar las voces de la calle que vinculan personajes del mundo de la política y funcionarios policiales con esta actividad maldita. Tantos buenos dirigentes políticos y sociales, tantos abnegados policías con toda razón pueden verse afectados por esta generalizada atribución de ilícitos. Por eso pido a la clase política, a la institución policial a ella subordinada, a la entera sociedad que, si así fuera, desplacen de su seno a quienes de un modo u otro participen de actividades vinculadas al narcotráfico. Es insoportable para una sociedad que se considere sana aceptar el financiamiento de cualquier actividad con fondos provengan de allí.

Y repito con toda esperanza y convicción, estamos a tiempo. Nuestros jóvenes, nuestras familias, nuestros pobres necesitan el máximo esfuerzo de nuestra parte para salir de este atolladero dramático que nos lleva a la muerte.

  1. La verdad, sólo la verdad.

Inicia un año electoral y es parte de la vida democrática la sana confrontación de programas y proyectos, la búsqueda de ciudadanos que expresen su vocación política de servir a la sociedad.

Hay un servicio que contribuye grandemente a ennoblecer la vida política de la sociedad. Me refiero a la actividad periodística fundada sobre la libertad de expresión y de información. Cuánto bien nos hacen los periodistas y comunicadores que acercan el acontecer cotidiano y nos ayudan a comprender la realidad con sus ponderadas editoriales semanales o diarias. En nuestra provincia los hay y muy buenos. Les agradezco cuanto hacen a favor de la información y los animo a seguir contribuyendo con su trabajo a la consolidación de las instituciones y de la democracia.

Pero aparecen nuevos desafíos al mundo periodístico. En el mundo de hoy se habla inclusive de una era de la “post verdad”, para referir la invención de falsedades sobre personas o acontecimientos para inducir comportamientos políticos o electorales a través de los medios de comunicación y las modernas redes sociales.

Esto hace necesario preguntarnos en casa, en nuestra provincia, cómo andamos. Duele reconocer que existen prácticas periodísticas que, en vez de comunicar la verdad construyen mentiras y falsedades, ensucian la buena fama personal o familiar de las personas, inventan apariciones o milagros para confundir religiosamente al pueblo o destruyen la convivencia muchas veces con la inconfesada pretensión de animar una carrera política o de agitar una contradicción que inquiete o desespere al lector u oyente desprevenido y vulnera a quien se ha visto difamado o criticado con datos falsos. Las retractaciones llegan tarde o son insuficientes. Y mientras tanto se ha contribuido al descrédito de personas e instituciones.

Con toda humildad desde mi lugar de pastor que aprecia grandemente el servicio de los medios de comunicación, les ruego que trabajen en esta dimensión de la verdad de la información.  Nos hará un bien enorme como sociedad esclarecer, proponer, conocer, denunciar, criticar, señalar, en suma, incidir a partir de la sana utilización de los medios de comunicación social. Están para eso y su noble utilización contribuye a la consolidación de una comunidad humana.

Mis queridos riojanos, concluyendo este mensaje, quiero agradecer a tantos trabajadores anónimos de esta Fiesta de todos, sea en la animación litúrgica, en la organización de las distintas celebraciones, a los Apóstoles, a los Ayllis, a los voluntarios y servidores, especialmente a los Servidores de San Nicolás, muchachos y chicas de nuestros barrios capitalinos que durante varios días están colaborando en los distintos servicios necesarios.

En esta fiesta de San Nicolás de La Rioja, los abrazo de corazón y los bendigo en nombre de Jesús, nuestro Niño alcalde y buen Pastor.

 

En la Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja, en la fiesta de San Nicolás de La Rioja, 1° de enero de 2017.

 

+Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Publicado en Uncategorized